Entrevista a JESÚS FERNÁNDEZ SANZ Consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha
Estamos dando sentido a la idea de tratar al enfermo y no a la enfermedad

(Córdoba).- Licenciado en Medicina por la Universidad de Córdoba, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, llegó a la consejería desde su último cargo como director gerente del Hospital de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Córdoba.

A punto de cumplir dos años al frente de este departamento, la humanización de la atención sanitaria sigue siendo una de sus apuestas principales.

Recientemente comentaba que entre junio y julio se incorporarán más trabajadores a las obras del futuro hospital de Toledo, ¿confía en ser usted el consejero que pueda inaugurarlo en un futuro cercano?
Que sea yo el consejero que lo haga no depende de mí... Lo que sí le puedo decir es que este hospital estará hecho en 24 meses, más seis de montaje, 30 meses en total como ya se dijo. La obra está funcionando perfectamente. Actualmente tenemos en torno a 115 o 120 trabajadores y seguirá cogiendo velocidad a medida que pase el tiempo.

En qué punto está?
Están demoliendo la parte que necesitamos trabajar para el nuevo plan funcional. Tenga en cuenta que el nuestro tiene 23.000 metros cuadrados más de lo que recogía el plan de la legislatura anterior y estamos trabajando en esa línea, con más de cien trabajadores y con la fecha puesta, como le digo, en 24 meses de obra más seis de montaje.

También han presentado a los grupos políticos el nuevo proyecto arquitectónico para el Hospital Virgen de la Luz ¿Qué cambios se harán?
Le hemos dado una vuelta entera al plan funcional de Cuenca. Este plan venía de 2012 y nos parecía, también a los profesionales, raquítico. Le hemos dado una vuelta entera incorporando servicios como la UCI pediátrica y de neonatos y hemodinámica pegada a la UVI, por ejemplo. Las habitaciones serán de uso individual en la mayoría de casos y los servicios de apoyo al diagnóstico tienen una relación diferente en cuanto a estructura y flujos de pacientes del que tenían en el anterior plan. A la vez, hemos hecho un bloque materno-infantil unido desde las UVIS a la gestión de pediatría y a obstetricia y quirófanos. Hemos hecho una renovación absoluta del plan funcional y ha sido presentado ya a la Unión Temporal de Empresas, que lo va a construir. Está todo aprobado y estamos siguiendo el compromiso que teníamos.

Su comunidad autónoma es una de las impulsoras de la humanización de la atención sanitaria, ¿en qué se ha reflejado durante este tiempo?
Hemos intentado poner en valor la dirección general que creamos a propósito de eso. Hemos establecido tres herramientas para ello, una que ha sido el Plan Dignifica, las redes de expertos y profesionales y las escuelas de salud. En el primero estamos a punto de editar el libro que recoge 25 medidas por centro, que se irán implantando paulatinamente y estamos trabajando en ellas. Estamos desarrollando también las redes de expertos, hemos creado ya seis: urgencias, imagen médica, seguridad del paciente, salud mental, salud y cuidados y cuidados paliativos y seguiremos con el resto para homogeneizar criterios.

También tenemos una escuela de salud donde ya hemos abierto las primeras aulas, la de diabetes y la de cáncer de mama. Vamos a abrir la de enfermedades raras. Estamos dando sentido a la idea de tratar al enfermo y no a la enfermedad. Tratemos al enfermo, cuidemos al enfermo, y de ese modo trataremos también la enfermedad.

Estamos a poco más de una semana del Consejo Interterritorial ¿qué temas considera irremplazables?
Hay que revisar el Real Decreto 16/2012 para hablar de copagos y del Fondo de Cohesión. También llegar a consensos dentro de la política farmacéutica a seguir y debemos hablar de troncalidad. Hay más temas, pero estos son irremplazables.

El Sescam ha promovido la sustitución automática de medicamentos biológicos en los hospitales públicos de la comunidad (somatropina). ¿Será la política a seguir de la consejería con el resto de fármacos biológicos?
Ya he declarado en alguna ocasión que nosotros no trabajamos para los biosimilares, si no para la eficiencia. Hicimos aquella propuesta para comprar el medicamento más eficiente y dio la casualidad de que se trataba de un biosimilar, pero si el más eficiente hubiera sido un biológico nos habríamos decantado por él. Con dinero público la eficiencia es irrenunciable.

Se ultima el paso de los presupuestos en el Senado. ¿Qué valoración hace de las cuentas para este año?
En materia sanitaria es verdad que todo es bienvenido pero el tema crucial es la financiación autonómica, que ya se habló durante la Conferencia de Presidentes. Cuando se habla de Pacto por la Sanidad yo siempre antepongo una financiación adecuada para que podamos tener mayor equidad dentro del Sistema Nacional de Salud.

El PSOE pedía un fondo especial para innovaciones terapéuticas de 150 millones de euros que ha sido rechazado. ¿En qué se puede notar su ausencia la comunidad?
Nuestra comunidad ha sido muy perjudicada en cuanto a innovación. Por lo tanto, en los próximos tiempos se va a seguir notando la poca penetración de innovaciones.

Comunidades como Valencia ya han comenzado a tratar a pacientes de hepatitis en los estadios tempranos de la enfermedad. ¿Castilla la Mancha tratará este año a los F0 y F1?
Lo hemos puesto en manos de la comisión técnica que tenemos en marcha para la hepatitis y vamos a hacer caso a lo que digan los profesionales. En cuanto a presupuesto, tendríamos que adaptarnos a lo que digan estos profesionales.

En estos momentos, ¿en qué punto está el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid?
Seguimos trabajando con ellos. Para Guadalajara la colaboración es continua y seguimos renunciando a la parte del norte de Toledo porque creemos que se puede dar la misma atención aquí. Seguimos en las negociaciones pero no vamos a mantener el criterio para esta zona.

Fuente: Gaceta Médica