Política Sanitaria
Las vacunas como oportunidad de inversión en salud necesitan de anticipación y planificación

(Madrid).- Dentro de las políticas sanitarias, la salud pública tiende a ser la “hermana pobre”. Aunque su impacto sobre la salud de las personas es enorme en muchos campos, es imprescindible trabajar para darle la mayor visibilidad.

Son reflexiones de Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, que junto a José María Martín Moreno, su homólogo en la Universidad de Valencia, han llevado las riendas de este primer foro celebrado en Madrid.

Por su parte, Martín Moreno, que se dirigió a los asistentes a través de un vídeo, destacó que es fundamental potenciar este tipo de debates, con un solo objetivo: proteger la salud, promover la enfermedad, proteger a las personas y promover la vida.

Gil de Miguel planteó las líneas de un documento de trabajo en el que profundizaron posteriormente los participantes en el encuentro.

Por su parte, Guillermo de Juan, VP Goverment Affairs director GSK España, Portugal & Israel, ha añadido que este foro de encuentro constituye una gran oportunidad para todos, reforzando la idea de que hablar de vacunas es hablar de una oportunidad de inversión en salud, en la línea con la idea expresada por Andradas.

De Juan repasó el compromiso de la compañía durante más de 100 años innovando en este campo y recordó que en la actualidad cuentan con 22 soluciones vacunales en todas las etapas.

El portavoz de la compañía expuso las particularidades de estos productos, que emplean organismos vivos, lo que añade incertidumbre y requiere, en ocasiones, hasta 29 meses de plazo de elaboración. De ahí las dificultades para dar respuesta de forma inmediata a determinados aumentos exponenciales de la demanda, que están por encima de la capacidad de producción.

En este sentido, De Juan ha remarcado que hablar de vacunas es hablar de “anticipación y planificación”, puesto que en este terreno, sentencia, “es muy difícil improvisar”.

Según sus palabras, ”hablar de vacunas es también hablar de diálogo y de comunicación”, una comunicación, puntualiza, que debe realizarse de forma “sistemática y regulada”.

Fuente: El Global