Convocada por la OPS
Bachelet presidirá la Comisión de la OPS que impulsa el acceso a la CUS (2)

(Santiago).- La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, presidirá una Comisión de alto nivel convocada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para proponer soluciones que amplíen el acceso y la cobertura de salud en la región de las Américas para 2030, sin dejar a nadie atrás.

Bachelet fue invitada por Carissa F. Etienne, Directora de la OPS, oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para estar al frente de la denominada Comisión de Alto Nivel del Foro Regional “Salud Universal en el siglo XXI: 40 años de Alma-Ata”.

“Su liderazgo y compromiso es clave si queremos empoderar a las personas y las comunidades en la búsqueda de la equidad y la realización del derecho a la salud”, dijo ayer Etienne a Bachelet en la sesión inaugural de la Comisión, de la que la presidenta chilena participó virtualmente.

A cuatro décadas de la Declaración de Alma-Ata, que abogaba por la salud para todos en el año 2000, el 30% de la población de la Región no tiene acceso a la atención de salud por motivos económicos y el 21% no accede a atención debido a barreras geográficas. La salud universal, que es la expresión de Alma Ata en el siglo XXI, “es posible y necesaria”, afirmó Etienne, y consideró que avanzar hacia ella exige un esfuerzo especial y enfocarse en las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad.

En los últimos años, los países de la región han logrado avances e implementado diversas transformaciones a sus sistemas de salud para que sean más inclusivos y lleguen a las personas que los necesitan. El trabajo de la comisión apuntará a acelerar esas transformaciones, incluyendo a las personas en el diseño, implementación y supervisión de las políticas y planes de salud que se crean para ellas. Se espera que esto contribuya a alcanzar la salud universal para 2030, como se comprometieron los países del mundo en la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible.

“Debemos dar respuesta con urgencia a los principales desafíos actuales en salud”, como el envejecimiento acelerado de la población y las enfermedades no transmisibles, sostuvo Bachelet, y llamó a “actuar con mayor decisión e impulsar políticas que permitan enfrentar las desigualdades y las inequidades en materia de salud, e incluir a los grupos más vulnerables, porque no abordar esto, implica renunciar como región a la posibilidad de alcanzar un desarrollo sostenible”.

La Comisión producirá un informe con recomendaciones para mejorar el desempeño de los sistemas de salud, incluir a aquellos que aún están excluidos, empoderar a las comunidades y mejorar la participación social en las decisiones que impactan en su salud, con el fin de avanzar hacia la salud universal en la Región.

Además de Bachelet, la Comisión está integrada por representantes de organismos internacionales, gobierno, sociedad civil y academia de más de diez países de la región. El secretario general Adjunto de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Néstor Méndez, será su copresidente. Otros miembros incluyen a Denzil Douglas, exprimer ministro de San Cristóbal y Nieves; Carina Vance, directora ejecutiva del Instituto Suramericano de Gobierno en Salud (ISAGS-UNASUR); Lais Abramo, directora de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); Margarita Posada, coordinadora nacional del Foro Social de Salud de El Salvador; Hernando Viveros Cabezas, presidente de la Afro-colombian Global Initiative; Vivian Camacho, defensora de los derechos de las poblaciones indígenas de Bolivia; Toni Reis, presidente del Grupo Dignidade, que defiende los derechos de las personas LGBTI en Brasil; y Mirna Kay Cunningham Kain, presidenta del Consejo Directivo del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC).

También integran la comisión Chelauna Providence, directora de programas de la Asociación de Paternidad Responsable de Guyana (GRPA); María Soledad Cisternas, enviada especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre discapacidad y accesibilidad; María Isabel Rodríguez, exministra de Salud Pública y Asistencia Social de El Salvador; Beatriz Londoño, embajadora de la Misión Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas en Ginebra, y los uruguayos Daniel Olesker, del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, y Mario Mujica, representante de los trabajadores en la Junta Nacional de Salud de Uruguay.

Fuente: Consenso Salud