Actualización epidemiológica de la OPS
Las Américas podrían perder estatus de región libre de sarampión

(Quito).- Una actualización epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ha alertado de la posibilidad de que la zona pierda su estatus de región libre de sarampión tras la propagación de la enfermedad en 11 países de las Américas.

El informe ha constatado que el 65 por ciento de los 2.472 casos de sarampión confirmados en el año se han dado en Venezuela, por su parte Brasil suma 677 casos del genotipo D8. En Estados Unidos han sido registrados 91 casos de infectados, 40 en Colombia, en Canadá se ha encontrado 19, en Ecuador 17, Argentina 5, México 5, Perú 3, en Guatemala y Antigua Barbuda 1 caso cada uno.

En Colombia, 23 de los 40 casos han sido importados de Venezuela, en Ecuador 11 de los 17 afectados son venezolanos.

Desirée Pastor, asesora regional en inmunizaciones de la OPS ha dicho que “el brote en Venezuela sigue activo y también en Brasil”. Por lo que ha advertido que la cifra podría aumentar a medida que se continúen confirmando casos sospechosos. Ante esto, Pastor ha advertido que la organización ha considerado la posibilidad de retirar el estatus de libre de sarampión.

En septiembre de 2016 las Américas fue declarada la primera y hasta hoy única región del mundo libre de sarampión, tras el esfuerzo de 22 años de vacunación masiva a niños.

El último caso endémico se notificó en 2002 y se pudo interrumpir la transmisión del virus.

“Si un país de la región tiene una transmisión sostenida del mismo genotipo de virus del sarampión por 12 meses o más, significa que se restableció la transmisión endémica”, ha señalado Pastor.

Por su parte José Oletta, ex ministro de Salud de Venezuela, ha manifestado que esta situación ya se ha producido en las poblaciones indígenas que habitan en la frontera entre Venezuela y Brasil dada su alta vulnerabilidad al sarampión y baja tasa de vacunación.

A inicios de julio, la OPS ha reportado que entre los indígenas de Venezuela había 126 casos confirmados, incluyendo 53 defunciones en su mayoría de adultos.

Según el organismo eso “hace necesarias intervenciones preventivas o terapéuticas distintas a la del resto de la población”.

“La vacunación a otros grupos de edad debería darse, y no enfocarse solo en menores de cinco años en los que se observa un incremento de casos”, ha señalado Pastor.

El gobierno de Venezuela ha anunciado que en agosto activarán una segunda fase del Plan Nacional de Vacunación con “un abordaje rápido contra el sarampión y difteria”, en conjunto con OPS.

Fuente: Redacción Médica