Jornada Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia
Rubinstein celebró los avances en las estrategias vinculadas a esa población

(Buenos Aires).- El Secretario de Gobierno de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, encabezó la Jornada Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia, reunión en la que se convocó a los Directores de Maternidad e Infancia de todas las provincias del país. Además de insistir en la importancia de contar con datos para poder gestionar políticas públicas, insumos y la distribución de recurso humano, en el encuentro se abordaron ejes importantes de 2018.

Por un lado en la reunión se presentaron los principales lineamientos del Plan Interministerial de Prevención de la Obesidad de Niños, Niñas y Adolescentes. Al respecto Rubinstein señaló que “hay un enorme involucramiento de todos los actores, del gobierno y hasta casi diría del Presidente de manera personal”.

Así mismo se evaluaron los resultados de la Encuesta Nacional de Lactancia Materna 2017, cuyos datos deberán complementarse con los que arroje la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS) que se lanzó la Dirección Nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas No Transmisibles en septiembre y dará certezas sobre las razones por las cuales los niños de hasta 6 meses tienen dificultades para recibir en forma exclusiva la leche materna como único alimento.
Al respecto, Diana Fariña, directora de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia (DINAMIA) sostuvo que: “Tenemos que seguir con los esfuerzos sobre estos temas porque sigue creciendo la evidencia científica acerca de los beneficios de la lactancia materna como alimento exclusivo hasta los 6 meses de vida: baja el cáncer de mama en las mujeres, mejora el coeficiente intelectual, mejora la flora intestinal. Pero además es esencial pensando que en este momento el sobrepeso y obesidad alcanza al 40 % de los chicos y la lactancia materna previene la obesidad”, dijo.

En relación a la recopilación de datos la DINAMIA avanza, además, sobre una nueva estrategia que implementará en 2019. Se trata de una ampliación del ya vigente Sistema Informático Perinatal (SIP) que a partir del año que viene agregará SIP Neo “en 2018 fortalecimos la carga de SIP e hicimos capacitaciones para un nuevo sistema. Hoy, hacemos un seguimiento de las embarazadas y los partos del sistema público, y el año que viene incluiremos SIP Neo: todos los servicios de neonatología públicos llevarán un registro de la evolución de los bebés que van a terapia intensiva. Así tendremos una idea de qué fallecen nuestros recién nacidos. Les dimos a los directores provinciales herramientas y los sensibilizamos para que sepan que tienen en sus manos la posibilidad de evaluar y mejorar la calidad de atención”, aclaró la funcionaria y subrayó la necesidad del involucramiento de las jurisdicciones.

También sobre el trabajo en las provincias se explayó el titular de la cartera sanitaria nacional, quien aportó que: “estamos avanzando en muchos campos y esto es producto de que las jurisdicciones se apropian de las estrategias. Esto tiene mucho que ver con liderazgo, con motivación, con territorialidad, con rectoría y no exclusivamente con recursos financieros. El rol que tienen ustedes como directores de Maternidad e Infancia es enorme porque hoy muchas de nuestras estrategias nacionales están directamente alineadas con mejoramiento en la calidad de atención en la población materno infantil y adolescente”, expresó hacia el auditorio.

Por su parte Juan Carlos Escobar, coordinador del Programa Nacional de Salud Integral en la Adolescencia, aportó herramientas para trabajar los casos de abuso sexual con la presentación del documento “Abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes, lineamientos para su abordaje”, desde el cual se insta a trabajar desde lo médico, lo judicial y lo educacional.

Antes del cierre Fariña recordó a los presentes que en el marco del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia que maneja la DINAMIA el objetivo será profundizar en prevención, detección y la carga de datos de los chicos detectados con hipoacusia en un desarrollo informático para que la Secretaría de Gobierno de Salud arbitre los medios necesarios para la provisión de audífonos o implantes cocleares “porque todo niño que no escucha no habla. Es esencial la detección antes del mes de vida para evitar un retraso madurativo que afectará la esfera del lenguaje”, concluyó.

Del encuentro participaron Mario Kaler, Secretario de Promoción de la Salud, Prevención y Control de Riesgos; Daniel Espinosa, Subsecretario de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad y Cristina Cipolla, Coordinadora de Gestión de Programas, entre otros.

Fuente: Secretaría de Salud