España
La Aemps contabiliza un total de 259.000 reacciones adversas a medicamentos

(Madrid).- La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha contabilizado los casos de sospechas de reacciones adversas a medicamentos que han sido notificados por los profesionales sanitarios o por los ciudadanos y ha cifrado en 258.847 el número de efectos adversos producidos en el primer trimestre de 2019.

Más de la mitad de los casos (el 53,8 por ciento) se registraron en adultos (139.270), que junto a los mayores de 65 años (90.077, el 34,8 por ciento) son los grupos de edad en los que se produjeron más notificaciones. Les siguen los niños, con 7.231 casos (2,79), adolescentes, con 4.563 (1,76), lactantes, con 2.175 (0,84) y recién nacidos, con 573 (0,22). En los fetos solo se notificaron seis casos de reacciones adversas.

Las mujeres presentan cerca de 50.000 casos más de reacciones adversas que los hombres

En cuanto a la distribución por sexo, las mujeres presentan más reacciones adversas a medicamentos que los hombres. En concreto, se han contabilizado 150.236 casos en mujeres (58,04 por ciento), y 102.442 en hombres (39,58).

Trastornos más habituales

La Aemps ha recogido también las principales reacciones adversas de fármacos notificadas. La más común son los trastornos de la piel y el tejido subcutáneo (60.736), los gastrointestinales (57.948), el sistema nervioso (47.908) y generales y alteraciones en el lugar de administración (42.392).

Les siguen en cantidad los respiratorios, torácicos y mediastínicos (21.680), psiquiátricos (18.265), musculoesqueléticos (16.132) y vasculares (14,100). Los menos comunes son los trastornos congénitos, familiares y genéticos (530) y los que afectan a procedimientos médicos y quirúrgicos (529).

La agencia ha puesto de manifiesto junto a estos datos que el profesional sanitario no debe tomar decisiones sobre la elección del tratamiento de un paciente en base a esta información. Tampoco debe ser utilizada por los pacientes para dejar de tomar ni cambiar su tratamiento sin consultarlo previamente con un profesional sanitario.

Fuente: Redacción Médica