España
Incentivos y menos burocracia, motor para relanzar el 'health tech'


(Madrid),. Las empresas españolas fabricantes de tecnología sanitaria han crecido un 34 por ciento en los últimos nueve años, pero siguen teniendo "barreras" para producir fuera de nuestras fronteras: solo lo hace un 21 por ciento.

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha presentado este lunes un informe en el que se revela que el sector es estratégico para la economía del país, al tiempo que advierte de que necesita un plan de apoyo con ayudas, subvenciones e incentivos fiscales, así como reducir la burocracia, el principal "escollo" para la exportación.

"Llevamos años advirtiendo que el sector es esencial para la salud y la economía de nuestro país. Pero, a pesar de ello, la incertidumbre económica y la falta de apoyos y de ventajas fiscales, terminaron por estrangular la viabilidad de nuestro tejido industrial, dando lugar a una altísima dependencia del exterior, hecho que la pandemia por la Covid-19 ha puesto claramente de manifiesto”, ha dicho en esta presentación la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel.

La investigación se ha desarrollado por la consultora Agerón Internacional y en ella han participado empresas fabricantes de productos sanitarios y de equipamiento hospitalario. Metodológicamente, se han analizado las respuestas de 245 cuestionarios, se han realizado 75 entrevistas en profundidad y todo ello se ha contrastado con estudios anteriores disponibles con el fin de analizar la evolución histórica del sector.

“Este estudio muestra que aún queda mucho camino por recorrer para fortalecer el tejido industrial sanitario de nuestro país si queremos acompasarlo a las actuales necesidades del Sistema Nacional de Salud (SNS)”, ha indicado Luis Adot, presidente del Sector de Fabricantes, Exportadores y Pymes de Fenin. Por ello, el estudio lanza una serie de recomendaciones para fortalecer la 'marca España' de tecnología sanitaria.

Más recursos a la Aemps y digitalización

Además de las peticiones ya citadas, la 'hoja de ruta' que propone Fenin exige mayores recursos para la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y al Organismo Notificado (ON) español; planificación conjunta del abordaje de las necesidades de las empresas, en base a las nuevas demandas de los Reglamentos Europeos de Productos Sanitarios; la ampliación de los programas de apoyo en materia de I+D+i y digitalización.

Asimismo, el estudio también establece una serie de recomendaciones dirigidas a las empresas fabricantes con el fin de favorecer sus niveles de competitividad, entre ellas destacan: el fomento de entornos colaborativos; la creación de departamentos especializados de I+D+i con la asignación de personal cualificado, mayor participación en programas nacionales y europeos de proyectos de I+D+i; impulso de la digitalización en todas las áreas de las empresas (más allá de los procesos comerciales) y apuesta por la internacionalización.

Fuente: Redacción Médica 

statistical tracker