Primer semestre de 2017
La industria británica aportó 190 millones al PPRS

(Madrid).- En los primeros seis meses de 2017 la industria farmacéutica británica ha realizado pagos por un total de 190 millones de libras al sistema nacional de salud (NHS) a través del Pharmaceutical Price Regulation Scheme (PPRS) para ayudar a financiar medicamentos innovadores, tal y como ha anunciado la patronal británica de la industria farmacéutica innovadora (ABPI).

Hasta ahora, la industria británica ha realizado una aportación que supera el millardo y medio de libras en pagos a este sistema y espera que, para 2020 la industria supere los tres millardos de aportaciones a este mecanismo.El PPRS es un esquema único en el que las empresas farmacéuticas acordaron contribuir al costo de los medicamentos, con el objetivo de hacer los tratamientos innovadores asequibles para el NHS.

El Pharmaceutical Price Regulation Scheme es el sistema que rige los precios de los medicamentos en el Reino Unido en función de los beneficios de las compañías farmacéuticas, un acuerdo que firmaron la patronal de la industria farmacéutica y el Ministerio de Salud británico en 2014. El acuerdo que es voluntario para las compañías.

En 2016, la industria farmacéutica realizó aportaciones por valor de 620 millones de libras, mientras que en 2015 la aportación total fue de 845 millones de libras.

A través del PPRS la industria ha acordado limitar el crecimiento de los medicamentos innovadores en el esquema a un promedio de 1,1 por ciento por año durante 5 años. De no realizarse estas aportaciones el aumento del gasto alcanzaría el 4 por ciento. El esquema proporciona previsibilidad para la industria farmacéutica y para el Departamento de Salud, asegura David Watson, director del PPRS de la patronal.

El Ministerio de Salud británico lanzó en 2016 una consulta para modificar el sistema anexo al PPRS. Al ser voluntario, el Gobierno también aplica una disposición obligatoria, para conseguir límites similares a los del PPRS en el precio de los fármacos de marca suministrados por las compañías que no están adheridas al mecanismo voluntario. De hecho, desde la patronal se recuerda la necesidad de acordar un nuevo PPRS en asociación con la industria que asegure el acceso en altos niveles.