Los accionista solicitan detalles del pago de la deuda
El acuerdo entre Takeda y Shire continúa generando polémicas

(Madrid).- La compra de Shire por 46.000 millones de libras (52.550 millones de euros) por parte de Takeda además de acarrear costes también ha generado revuelo. Primero, fue una disputa entre la familia Takeda y su CEO Christophe Weber, ya que un miembro de la familia fundadora de la compañía ha expresado públicamente su oposición al acuerdo.

Ahora, un grupo de unos 130 accionistas ha enviado una carta a Weber en la que le exigen que muestre información y documentos que justifiquen la compra.

Precisamente, según ha informado FiercePharma, los accionistas han solicitado al CEO que proporcione detalles sobre cómo Takeda planea pagar la deuda que le ha acarreado la adquisición de Shire.

Los accionistas han solicitado al CEO que proporcione detalles sobre cómo Takeda planea pagar la deuda que le ha acarreado la adquisición de Shire
De igual modo, también quieren conocer por qué Takeda ofreció una prima del 65% para su objetivo centrado en enfermedades raras y está solicitando actas de reuniones de la junta y declaraciones de ejecutivos. Este grupo de accionistas han dado hasta el próximo 31 de octubre como fecha límite para que Takeda ofrezca una respuesta.

Antes de cerrar el acuerdo, esta compra primero enfrentó a la oposición. El pasado mes de marzo, las acciones de la compañía cayeron en picado después de que reveló su interés por Shire, en parte debido a las preguntas en torno a la gran deuda que supondría para Takeda llegar a un acuerdo con Shire. Y desde que Takeda y Shire firmaron su acuerdo el pasado mayo, no han dejado de surgir críticas.

Por su parte, hasta ahora en todo momento, Takeda ha defendido su decisión de compra y ha trabajado para evitar las preocupaciones por su retraso en el negocio de la hemofilia.

Fuente: Redacción Médica