Resultados financieros
Bayer crece en ventas e ingresos en 2018

(Leverkusen).- La compañía Bayer ha presentado en Leverkusen los resultados financieros de 2018. La empresa ha aumentado las ventas y los ingresos tras completar la adquisición de Monsanto, la mayor de su historia, operación que, según indican, ha contribuido a los datos positivos cosechados durante el último ejercicio. Las ventas han alcanzado los 39.586 millones de euros, lo que supone un aumento del 4,5 por ciento respecto a 2017; respecto a los ingresos, el EBITDA ha crecido un 2,8 por ciento llegando a los 9.547 millones de euros.

A rasgos generales, la división farmacéutica y la de semillas son las que han registrado un mejor comportamiento en el año completo. En los últimos años nos hemos desarrollado como una compañía de life science, claramente alineados con las tendencias en salud y agricultura creadas bajo la marca de la compañía, quiso resaltar Werner Baumann, presidente del Consejo de Administración de Bayer. Añadió que su principal objetivo es mejorar la competitividad de la marca, afirmando que miran al futuro trabajarando con perseverancia y un gran foco en I+D. Precisamente en investigación y desarrollo, la compañía ha incrementado su inversión hasta los 5.246 millones de euros, y aseguran que en esta área están utilizando cada vez más métodos relacionados con la ciencia de datos para lograr potenciarla.

La multinacional alemana destaca los buenos datos de la división farmacéutica, aunque sin dejar de lado la importancia que ha cobrado el departamento de semillas, llegando a alcanzar el 40 por ciento del volumen de negocio de la compañía como consecuencia de la integración de Monsanto.

Productos farmacéuticos

La división farmacéutica ha sido uno de los segmentos que más ha contribuido a las cifras positivas, sobre todo por el impacto que han supuesto las ventas del mercado chino, aunque también por los buenos datos registrado por los productos más importantes de la compañía.

Respecto a los medicamentos de prescripción, la compañía cifra el crecimiento durante el último ejercicio en un 3,4 por ciento, alcanzando las ventas los 16.700 millones de euros; en esta línea, el anticoagulante Xarelto, el medicamento oftálmico Eylea, los fármacos oncológicos Xofigo y Stivarga y el tratamiento para la hipertensión pulmonar Adempa acumulan un crecimiento del 13,5 por ciento, ascendiendo sus ventas anuales hasta los 6.800 millones de euros. Dentro de estos productos, destaca el crecimiento que ha registrado Xarelto, de un 12,8 por ciento en el ejercicio 2018, debido a los altos volúmenes de ventas que ha alcanzado en Europa, China y Canadá.

La compañía también destaca el buen comportamiento de sus dispositivos intrauterinos de liberación de hormonas Mirena, efecto derivado de la comercialización del producto bajo el nombre de Kyleena en Estados Unidos. Glucobay, tratamiento para la diabetes, también ha aumentado sus ventas en un 13,8 por ciento debido en gran parte a la gran expansión del producto en China.

En contraposición, se observa un descenso sustancial en las ventas de otros productos como los medicamentos Kogenate, Kovaltry o Jivi, destinados al tratamiento de la hemofilia, lo que también ocurre con el fármaco oncológico Nexavar. Betaferon ha seguido la misma tendencia con una caída del 13 por ciento en las ventas, derivada de la fuerte competencia en tratamientos para la Esclerosis Múltiple en Estados Unidos.

En definitiva, el EBITDA de la sección de farmacia ha registrado un descenso de un 2 por ciento, aunque alcanzando los 5.598 millones de euros; a pesar de este descenso, las ganancias registradas han logrado una subida del 2,5 por ciento, sobre todo teniendo en cuenta el aumento de ventas conseguido por Xarelto y Eylea, así como por la colaboración emprendida junto a una compañía subsidiaria de Johnson & Johnson. Desde Bayer explican que este freno a la tendencia de crecimiento que presentaba la compañía en la división farmacéutica durante los últimos años es debido al coste de los bienes, a los efectos de las interrupciones en el suministro o al hecho de que los gastos en ventas se hayan incrementado.

Más sombras que luces en CH

Al observar las cifras de Consumer Health dentro de la compañía, se puede observar que no se han registrado datos demasiado positivos en esta área. La caída de las ventas de estos productos ha sido acusada en Europa, Estados Unidos, Oriente Medio y África, aunque también cabe destacar el crecimiento registrado en Latinoamérica y las regiones de Asia/Pacífico.

Desde Bayer han anunciado que van a poner en marcha una serie de medidas estratégicas, como la venta de Copertone y Dr. Scholl, para tratar de solventar los problemas que hayan surgido y adaptarse al mercado.

En cuanto a productos, destacan las ganancias de productos como Elevit (vitamina prenatal), MiraLax (estreñimiento ocasional) o Bepanthol (lesiones de la piel). De hecho, este último es uno de los que ha presentado un desarrollo más positivo por su comercialización en Brasil y Turquía.

El antihistamínico Claritin ha registrado un descenso importante en las ventas a nivel global, motivado por la bajada que ha sufrido en Estados Unidos y el incremento de la competencia en productos similares. En el lado negativo, la empresa alemana también pone el foco en el impacto que ha tenido el decrecimiento en ventas de las aspirinas, incluidas las del área de cardiología, con un descenso del 1,5 por ciento respecto a 2017.

Desde Bayer estiman que la compañía seguirá creciendo en los próximos años aunque a un ritmo más lento

Previsión de futuro

En cuanto a las perspectivas para 2019, destacan la ralentización del crecimiento económico mundial prevista, así como la incertidumbre en Europa como consecuencia del Brexit. De este modo, aunque las predicciones de la compañía apuntan a que seguirá creciendo, esperan que este freno se refleje en el crecimiento en sus cifras, bajando del 3,2 por ciento registrado en 2018, al 2,9 previsto para el ejercicio actual.

Respecto a las ventas a nivel global, desde la empresa estiman que alcanzarán los 46.000 millones de euros, lo que supondría un incremento del 4 por ciento aproximadamente respecto a los datos presentados de 2018.

De cara a 2022, Bayer se pone como objetivo mantener un ritmo de crecimiento anual que oscile entre el 4 y el 5 por ciento. Si se cumpliesen las expectativas las ventas de la compañía llegarían a los 52.000 millones de euros en ese año.

Fuente: El Global