Industria farmacéutica
Sanciones por malas prácticas de farmacéuticas en el Reino Unido


(Madrid).- En lo que llevamos de verano, la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI), a través del Código de Prescripción de Medicamentos (PMCPA, siglas en inglés de Prescription Medicines Code of Practice Authority), ya ha llamado la atención de cinco compañías por haber violado varios puntos de dicho código. Dos de estas cinco ya han sido sancionadas.

Britannia, Vifor, AbbVie, Allergan, Advanced Accelerator Applications (ahora perteneciente a Novartis) y Otsuka han sido las compañías implicadas en esta polémica. Las dos primeras compañías han sido a las que la agencia reguladora ha sancionado con más dureza.

Todas ellas firmaron voluntariamente el acuerdo con el PCMPA para el seguimiento de estas normas. El PCMPA, tal y como recoge Fierce Pharma, actúa como “perro guardián” de las políticas de marketing y publicidad de las farmacéuticas que operan en el Reino Unido.

Vifor ya había sido sancionada en febrero y esta segunda reprimenda ha llegado por las “afirmaciones confusas y falsas” que la compañía hizo al asegurar que su tratamiento Ferinject (inyecciones de hierro) eran mucho mejores que las de la competencia.

Por su parte, Britannia – también regañada el año pasado – ha infringido varios puntos del Código regulador. Britannia deberá ser amonestada por haber fallado en el control de las actividades que atañen a las normas del Código, recoge PCMPA.

Mientras, AbbVie y Allegan han recibido un toque de atención por irregularidades en sus publicaciones en redes sociales. Así, AbbVie ha sido criticada por promocionar el implante de presión ocular Durysta en LinkedIn antes de tener la autorización comercial para hacerlo. Asimismo, Allegan fue el foco de los reproches del PMCPA por haber publicado en redes sociales posts que hacían referencia a medicamentos sin licencia y promovían el uso de bótox en el público general.

Por último, AAA, de Novartis, ha sido regañada por haber promocionado un fármaco experimental contra el cáncer de próstata antes de recibir aprobación, mientras que Otsuka omitió la frecuencia de las dosis en la información de un medicamento antipsicótico.

Fuente: Con Salud 

statistical tracker