Gestión Hospitalaria
Andre Medici del Banco Mundial: “El hospital tradicional no existirá más”

(Bogotá).- Un edificio macizo con cientos de camas, con todas las prestaciones de salud en un solo lugar. Según expertos como el economista Andre Medici, ese modelo de hospital está obsoleto y avanza hacia un modelo descentralizado.

Sobre este cambio trata el Keynote La deslocalización del hospital, con el que el economista senior en salud del Banco Mundial Andre Medici abrirá el V Foro Cluster Salud el próximo 24 de septiembre en Bogotá, evento organizado por América Economía. En esta entrevista explica cómo la deslocalización modifica los servicios de salud y qué pueden hacer los médicos ante un hospital que desaparece.

En América Latina ya se habla de la deslocalización del hospital ¿hay un modelo predominante o son varios los modelos de nuevo hospital?

Existe una tendencia a que el hospital se transforme progresivamente en una especie de one stop shop para varios tipos de servicios de salud y que se integre en redes con servicios de atención básica, ambulatorios o centros de diagnóstico. Pero no hay un modelo predominante, ya que muchos factores, como la geografía de acceso o los distintos usos de la tecnología, pueden influenciar el diseño e implementación de una deslocalización.

Al deslocalizar un hospital, ¿Cómo se deben articular sus actividades y estructura para que haya un paso armónico de un modelo a otro?
El hospital tradicional se basa en modelos asistenciales y curativos, con el hospital como un centro de gestión de la enfermedad. La producción se orienta al volumen: número de internaciones, de consultas, de exámenes. Y la remuneración del hospital se orienta al pago por servicios. Bajo esta perspectiva del paciente son producidos muchos servicios innecesarios.

En los nuevos modelos de gestión, el hospital debe ser el centro de una cadena de producción de salud, no de enfermedad, basada en el concepto de valor. Desde la década pasada crece el concepto de que la gestión del hospital debe orientarse sobre la base de generación de valor o value based healthcare. Lo más importante es garantizar que la integración entre la atención básica, el diagnóstico, el suministro de medicamentos y el hospital se produzca de forma armónica. Esto a través de sistemas de información gerencial que aumenten la eficiencia en las instalaciones, se orienten en resultados para el paciente y reduzcan los costos asistenciales.

Qué tareas y servicios médicos debieran ser deslocalizados, y cuales conservados en el hospital?
El hospital deberá estar enfocado en las funciones que le son insubstituibles y adonde hay economías de escala, en red con otras funciones de salud que serán deslocalizadas para ser desempeñadas por unidades externas. Por ejemplo: atención básica, funciones esenciales de salud pública, facilidades para diagnóstico, rehabilitación o asistencia farmacéutica.

En este escenario, ¿vamos al fin del hospital como lo conocemos?
El hospital tradicional, con largos tiempos de permanencia de los pacientes y con soluciones aisladas y no integradas en los servicios de atención básica y médicos de familia no existirá más. El nuevo hospital deberá estar integrado con todo el ciclo de cuidado del paciente y por lo tanto, con otras unidades asistenciales. Desempeñará de forma eficiente intervenciones puntuales y tratamientos altamente efectivos minimizando el tiempo de permanencia y agilizando el proceso de curación de modo a evitar re-hospitalizaciones de los pacientes.

Además, deberá utilizar procesos de integración clínica con aspectos básicos de gestión financiera, para evitar despilfarros y deberá facilitar la integración entre los equipos multidisciplinarios y los pacientes.

Qué recomendaciones les daría a los profesionales médicos para adaptarse de mejor manera a estos cambios?
En un nuevo sistema centrado en el paciente, los equipos médicos compartirán la información sobre los pacientes y coordinarán los cuidados asistenciales. Esto demandaría un perfil profesional de trabajo en equipo, de toma de decisiones colectivas basadas en un proceso rápido de consulta entre varios profesionales.

Esto además de una comunicación amplia con el paciente y sus familias. Teléfonos celulares, emails y redes sociales facilitarán la proximidad del médico con los pacientes y aumentarán su productividad y la capacidad de agendar procedimientos de mayor complejidad en el hospital, como cirugías electivas o emergencias, con pronta capacidad de respuesta del paciente, evitando colas y listas de espera. Y el médico se beneficiará de un permanente proceso de capacitación en el uso de nuevas tecnologías y las facilidades de teleconferencia y telemedicina.

Cuáles son los beneficios para los pacientes de contar con un nuevo modelo?
¡Son muchos! Mejor velocidad de respuesta e información al paciente, eliminación de procedimientos innecesarios, compromiso con la efectividad del tratamiento e incentivos para la generación de resultados, mayor incentivo de los hospitales en mantener los pacientes saludables y no solamente en el volumen de servicios.

Por último, ¿Cómo imagina en hospital del futuro en cuanto a modelo en 40 o 50 años más?
Hace 50 años atrás no podríamos imaginar los actuales procesos de cambio de gestión de los hospitales. Pero actualmente algunas tendencias definen caminos para pensar el hospital del futuro. Puedo mencionar la evaluación sistemática de la experiencia del paciente; la comunicación transparente al paciente sobre su estado de salud para decisiones clínicas informadas; el traslado de pacientes a otros hospitales solamente cuando necesario y justificable por decisiones clínicas. Así cada paciente podrá tener un plan de cuidado que refleje su realidad.

Fuente: Clúster de Salud