Entrevista al Dr. Hernán Farestaie
El delicado equilibrio entre recuperar la vida social, la economía y la salud (2)


(Mar del Plata).- El verano 2021 abrió una nueva etapa de la pandemia. En medio de la necesidad de recuperar el contacto social y reactivar la economía, desde el laboratorio Fares Taie señalaron la necesidad de encontrar un equilibrio entre las aperturas y cierres en función de la evolución de los casos y del riesgo de saturación del sistema de salud.

Hernán Fares Taie, responsable del laboratorio que durante todo el 2020 realizó testeos en Mar del Plata, analizó las estrategias implementadas para la diseminación del coronavirus, los perjuicios económicos y sociales que trajo la cuarentena y las medidas de cuidado que se aplican a través de los protocolos vigentes para las distintas actividades.

El distanciamiento social, el uso de tapabocas y el lavado de manos, junto a los testeos, se combinan como estrategias que se bien no tienen la eficacia de la cuarentena, permiten mantener las actividades económicas y sociales sin llegar a saturar el sistema de salud  evaluó.

Frente al aumento de los casos, ¿qué medidas deberían implementarse desde el Estado?
La política de Estado debe mediar buscando un equilibrio entre las necesidades sociales, económicas y las capacidades del sistema de salud, tomando decisiones de aperturas o cierres en función de la evolución de los casos y el riesgo de saturación del sistema de salud. Solo la vacuna podrá cortar este delicado equilibrio entre estos tres factores y volver a la normalidad.

¿Cuál es la perspectiva respecto al desarrollo del verano?
Mar del Plata enfrenta una temporada donde el turismo, la actividad social y económica, seguramente aumenten el numero de casos tal como ocurrió en Europa y Estados Unidos este verano. Estará entonces en nuestra responsabilidad tratar de mantener los controles con los protocolos de cuidados y testeos mas masivos para evitar el aumento desmedido de casos y en consecuencia tengamos que cerrar la temporada de verano antes de tiempo debido a la saturación del sistema de salud. En función de esto creemos que es fundamental llevar conciencia y responsabilidad a la comunidad para poder mantener las actividades sociales y turísticas pero sin aumentar los riesgos a la salud publica y a su vez evitar la perdida de actividad económica que significaría perder el control de la propagación del Covid-19.

¿El actual escenario requiere agilizar los testeos?
En nuestro rol como laboratorio hemos diseñado un sistema de testeos rápidos y ágiles, y facilitamos el acceso a los mismos a la mayor cantidad de personas posible con el fin de lograr la detección temprana de casos y colaborar en disminuir al máximo las cadenas de contagios. En los países mas desarrollados han definido como un sistema de testeos eficiente para mantener un índice de contagios bajos, a aquel que tiene no más de un porcentaje de positividad del 10%, lo que implica una búsqueda exhaustiva de los casos para realizar aislamientos tempranos. A mayor búsqueda (testeos) menor es el índice de positividad. Hoy en nuestro país el sistema publico de monitoreo tiene un 41% de positividad, con lo cual es fácil presuponer que muchos casos no son detectados aumentando el numero de contagios.

¿Cuáles son hoy las principales causas por las cuales las personas se hacen testeos?
En primer lugar, porque presentan síntomas. Pero en segundo lugar, porque estuvieron con algún caso positivo y son considerados contactos estrechos. A esto se suma la gente que tiene que viajar y se realiza el testeo, como así también personas que quieren estar con un ser querido de riesgo y buscan estar seguros de no estar infectados. En quinto lugar están aquellos que requieren hacerse el testeo para realizarse intervenciones varias en materia de salud.

¿Qué análisis hace sobre esas realidades?
Todas estas razones son suficientemente fuertes como para ir hasta un laboratorio a buscar un test. Sin embargo, los testeos en lugares críticos de personas que no se han acercado a un centro de diagnostico nos podrían dar una información muy valiosa para tomar decisiones en forma temprana para disminuir la tasa de contagios.

Frente a la cantidad de testeos, ¿qué rol juega el laboratorio Fares Taie?
Es posible que el Estado no disponga ni de los recursos suficientes ni de las capacidades para realizar tantos testeos, pero sí se podría lograr en conjunto con el apoyo del sector privado y con el apoyo de los distintos actores de la sociedad civil.

¿Debería afianzarse más el trabajo conjunto entre el Estado y los laboratorios privados?
Una acción conjunta y coordinada seria útil y para el beneficio de todos, ya que permitiría controlar mejor los casos y no tener que recurrir a presionar sobre la actividad social y económica para recuperar el equilibrio entre el sistema de salud y así poder mantener más actividades que nos permiten acercarnos a una “normalidad” hasta tanto la vacuna llegue a frenar la pandemia.

El laboratorio móvil permite acercarse a la gente y facilita la toma de muestras, como días atrás se hizo en el Club Aldosivi.

¿Cómo se podría mejorar esa tarea coordinada?
Una propuesta de nuestro laboratorio es poner a disposición de los balnearios y otros lugares turísticos un laboratorio móvil para acercarnos a la gente y facilitar la toma de muestras para que las personas puedan realizarse hisopados para el test de PCR e informarlos por mail dentro de las 24 horas.

¿Y en el caso de las personas que ya presentan síntomas?
En los casos específicos que exista alguna persona con síntomas también es posible hacer un test rápido para aislar a la persona y disminuir el numero de contratos estrechos. Estamos confiados que este aporte del laboratorio para facilitar a las personas realizar los test puede mejorar la detección temprana y la disminución del numero de casos con los beneficios ya mencionados.

¿Qué importancia tiene el seguimiento de los casos luego del testeo?
Hay sistemas de testeos con seguimiento de casos bien coordinados que han demostrado en otros países tener una gran eficiencia en amortiguar el aumento de casos y evitar el colapso de los sistemas de salud con las consiguientes medidas de cierre de todas las actividades como única salida al control de la pandemia

Fuente: La Capital