Europa
Bruselas certifica que Barcelona cumple con todos los requisitos para albergar la EMA

(Bruselas).- La Comisión Europea ha publicado la valoración de las ciudades candidatas a acoger la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), entre las que se encuentra Barcelona, que ha cumplido con los criterios objetivos requeridos y destaca por la disponibilidad que ofrecerá a las futuras instalaciones.

La EMA y la Autoridad Bancaria Europea tienen actualmente su sede en Reino Unido pero deberán abandonar el país una vez culmine el proceso de ‘Brexit’ por el que el país dejará el eurobloque en marzo de 2019. Barcelona es una de las 19 ciudades europeas que optan a ser la nueva sede, y en principio lo hace como una de las favoritas junto a Ámsterdam, Copenhague, Viena, Milán o Dublín.

El primer paso para la decisión es el informe que presenta ahora Bruselas y que evalúa a las ciudades en función de seis criterios objetivos que no son vinculantes para la decisión final, pero que deben ser tenidos en cuenta por los Estados miembros.

Se trata de un informe que mide cuestiones técnicas, por lo que no se hace eco del desafío independentista en Cataluña; una crisis política que sin embargo podría lastrar la candidatura de Barcelona en la siguiente fase.

Disponibilidad

Por lo que respecta al informe de hoy, la oferta presentada por Barcelona indica que el espacio ofrecido en la emblemática Torre Glòries (antes Agbar), “cumple con los requisitos en lo que a oficinas y estaciones de trabajo de la EMA se refiere, así como salas de reuniones y conferencias, un salón para 500 personas, auditorio, recepción y seguridad de sistemas, que estaría preparada para la EMA a finales del último trimestre de 2018”.

La de Barcelona destaca por ser una candidatura que ofrece unas instalaciones completadas y en funcionamiento. Candidaturas rivales como la de Bruselas o Zagreb (Croacia) no han ofrecido detalles sobre la totalidad de aspectos solicitados por la Comisión en lo que a localización se refiere.

En cualquier caso, este es uno de los criterios que evalúa la Comisión Europea en un informe que estudia también la accesibilidad de la ubicación, la existencia de instalaciones educativas adecuadas para los hijos de los trabajadores y el apropiado acceso al mercado laboral, seguridad social y asistencia médica para sus hijos y cónyuges, requisitos todos cubiertos por la candidatura barcelonesa.

Los Estados miembros deberán tener un debate político en octubre a partir de la información que ofrece ahora la Comisión, pero en noviembre la elección definitiva se llevará a cabo de acuerdo a un sistema de voto secreto, que se organizará en varias fases eliminatorias hasta un máximo de tres.

Fuente: Gaceta Médica