Estudio
El protector solar entra al torrente sanguíneo después de un solo día de uso

(Washington).- Solo basta con un día de uso para que varios ingredientes comunes de los productos de protección solar ingresaran al torrente sanguíneo a niveles suficientemente altos como para iniciar una investigación de seguridad del gobierno, de acuerdo con un estudio piloto realizado por el Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos, un brazo de la Dirección de Medicinas y Alimentos de EE.UU., FDA por sus siglas en inglés.

El estudio, publicado este lunes en la revista médica JAMA, también encontró que la concentración en la sangre de tres de los ingredientes continuó aumentando a medida que persistía el uso diario, y luego permaneció en el cuerpo durante al menos 24 horas después de que terminara el uso de protector solar.

Los cuatro productos químicos estudiados (avobenzona, oxibenzona, ecamsule y octocrylene) son parte de una docena que la FDA dijo recientemente que necesitaba ser investigada por los fabricantes antes de que pudieran considerarse “generalmente considerados seguros y efectivos” (GRASE, por sus siglas en inglés).

Entonces, ¿debes dejar de usar protector solar? Absolutamente no, dicen los expertos.

“Los estudios deben realizarse para evaluar este hallazgo y determinar si existen verdaderas implicaciones médicas para la absorción de ciertos ingredientes”, dijo el dermatólogo de la Escuela de Medicina de Yale, doctor David Leffell, portavoz de la Academia Estadounidense de Dermatología. Añadió que mientras tanto las personas deberían “seguir siendo agresivas con la protección solar”.

“El Sol es el verdadero enemigo aquí”, dijo Scott Faber, vicepresidente senior de asuntos gubernamentales del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés), un grupo de defensa que publica una guía anual sobre protectores solares.

“No es una noticia que las cosas que pones en tu piel sean absorbidas por el cuerpo”, dijo Faber. “Este estudio es la forma en que la FDA le muestra a los fabricantes de protectores solares que necesitan hacer investigaciones para ver si la absorción de químicos representa un riesgo para la salud”.

La necesidad de realizar una prueba de detección

Según la Skin Cancer Foundation, cada año más estadounidenses se diagnostican con cáncer de piel que todos los otros tipos de cáncer combinados. En todo el mundo, el melanoma se ubica como el decimonoveno cáncer más común tanto en hombres como en mujeres, dice el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer.

En Estados Unidos, los protectores solares se aprobaron originalmente como una solución de venta libre para las quemaduras solares. Se presentaron en dos tipos: uno que usa combinaciones químicas para filtrar el sol, el otro que usa minerales para bloquear el sol, como el dióxido de titanio u óxido de zinc, que dejan la capa blanca reveladora. No queriendo lucir un tinte blanco, la popularidad de los protectores solares químicos se disparó.

Fuente: HCH