17 de Mayo Día Mundial de la Hipertensión Arterial
Casi el 40% de los argentino padece hipertensión arterial

(Buenos Aires).- Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, en busca de generar conciencia sobre esta “enfermedad silenciosa” que, según la 4º Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), ataca a cuatro de cada 10 argentinos.

La Hipertensión Arterial (HTA) recibe el mote de “enfermedad silenciosa” ya que el paciente no percibe la existencia de dolor o daño generado por el aumento sostenido de su presión arterial. En cuanto se registran problemas a nivel cardíaco, cerebrovascular, renal y arterial, el estado suele ser avanzado, lo que conlleva a daños irreversibles en la salud o incluso riesgo de muerte. En base a los datos que arroja la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), 1 de cada 4 personas desconocen su condición; mientras que la tasa de pacientes adecuadamente controlados es baja.

¿Cuál es el mayor inconveniente que provoca un porcentaje tan bajo de pacientes controlados? En este sentido, Aníbal Feder, médico Magíster en Gestión y Administración de Servicios y Sistemas de Salud y Miembro de la Comisión de Jóvenes de la Fundación de Estudios para la Salud y la Seguridad Social (FESS), explica que este fenómeno “implica un alto porcentaje de personas que sufrirán las consecuencias por esta enfermedad, dado que al no producir síntomas no genera la necesidad de consultar o de controlarse”.

Asimismo, es necesario destacar que la hipertensión es el principal problema crónico de salud en nuestro país. “Si bien las enfermedades crónicas no transmisibles producen el 60% de las muertes en el mundo, en nuestro país esa cifra asciende al 73,4%”, advirtió Verónica Shoj, Directora Nacional de Promoción de la Salud y Enfermedades Crónicas no Transmisibles de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación. Y agregó que tres de cada cuatro muertes por este tipo de enfermedades son evitables. Sin embargo, complicaciones derivadas de la hipertensión son la causa de 9,4 millones de defunciones cada año en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Dentro de las consecuencias de no controlar la hipertensión arterial figuran complicaciones que se desarrollan con el transcurso de los años, como cardio y cerebrovasculares (infartos de miocardio, ACV); oftalmológicas (problemas de retina y pérdida de visión); renales (insuficiencia renal); y arteriales (obstrucciones). Esto deriva en una gran cantidad de personas con problemas de salud graves que generan incapacidad”, aseguró Feder.

Si bien las causas específicas que provocan la hipertensión arterial aún son desconocidas, en cuanto a prevención la OMS recomienda:

  • Evitar el consumo excesivo de alcohol
  • Evitar el consumo excesivo de sal
  • Realizar actividad física
  • Abandonar el consumo de tabaco
  • Controlar el estrés
  • Llevar una alimentacion saludable con reducción del consumo de hidratos de carbono y alimentos ultraprocesados
  • Al respecto, la ENFR evidenció que el 61,6% de la población tiene exceso de peso, lo que implica que más de la mitad de los argentinos está mal alimentado.

Frente a este escenario, aparecen cuestionamientos sobre la dificultad del diagnóstico de la hipertensión arterial, o la poca accesibilidad al tratamiento, pero ninguno de esos puntos resultan causantes de dicha estadística. El diagnóstico es sencillo: consiste casi exclusivamente en el adecuado registro de la presión arterial en diferentes ocasiones, previa consulta con el médico especialista.

Fuente: Consenso Salud