Nuevos tests
Qué son los biomarcadores en el diagnóstico molecular?

(Madrid).- El diagnóstico molecular supone un importante avance en áreas de la Medicina como la Oncología. Permite utilizar técnicas mínimamente invasivas para detectar de manera muy precisa, y en estadios muy precoces el cáncer. Se trata de identificar y analizar marcadores biológicos (biomarcadores) que pueden medirse objetivamente y ser evaluados como un indicador de un proceso biológico anormal, estado de una enfermedad o respuesta a un tratamiento.

De esta manera, el especialista puede acceder a información que va más allá de lo que hasta el momento se advertía a través de un microscopio y, en consecuencia, permite pronósticos más favorables.

A partir del diagnóstico molecular, cánceres como el endometrial han experimentado importantes avances respecto a su detección y su tratamiento. En este ámbito, destaca el primer test in vitro de diagnóstico molecular comercializado por Reig Jofre con el nombre comercial de GynEC-DX, que según los expertos en Ginecología Oncológica supone una gran evolución en el protocolo de diagnóstico y tratamiento del cáncer endometrial, recientemente actualizado por la Sección de Oncología de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

El test in vitro de diagnóstico molecular GynEC-DX supone, según los expertos en Ginecología Oncológica, una gran evolución en el protocolo de diagnóstico y tratamiento del cáncer endometrial
Este test diagnóstico utiliza la tecnología PCR cuantitativa a tiempo real para medir los niveles de expresión de un conjunto de biomarcadores. A partir de esto datos, se ha elaborado un algoritmo de decisión que genera un valor indicativo de la ausencia o la presencia de cáncer. De este modo, ofrece un diagnóstico precoz, ya que no depende de que se produzcan los cambios morfológicos a nivel celular, sino de cambios en la expresión génica que siempre anteceden a los cambios morfológicos.

GynEC-DX, representa una nueva herramienta en el diagnóstico de cáncer endometrial que ofrece no solo una detección del cáncer en estadios más precoces que hasta la fecha, con una mayor precisión que las técnicas convencionales basadas en datos morfológicos, que refuerza la confianza del profesional en el diagnóstico o no del cáncer endometrial, y que por tanto puede contribuir a un mejor abordaje en el manejo clínico de esta enfermedad.

Fuente: ConSalud