Donación Voluntaria de sangre
Perú ocupa el último lugar en recolección voluntaria de sangre


(Lima).- En una ciudad con altos índices de accidentes de tránsito, violencia o enfermedades, la demanda de donantes de sangre incrementa con el traspaso de los días. No hay hospital o clínica en el país que no necesite urgentemente unidades del líquido vital. Y, lamentablemente, eso es lo que menos hay. A inicios de año, el Ministerio de Salud trazó como meta recolectar 422,839 unidades de sangre.

Hasta agosto, solo se había alcanzado el 223,891 donaciones, es decir, el 52.9% del mínimo requerido. Solo la asistencia voluntaria de 200 mil donantes permitirán superar una de las vallas más bajas en la región.

Y si la escasez en Lima es preocupante, la situación en otros departamentos es aún peor. Según Juan Almeyda, director del área de Donaciones y Transplantes del Minsa, Todos los días, en algún lugar de nuestro país se repite la situación en la que una paciente viaja a la ciudad desde alguna localidad del interior para recibir un tratamiento de alta complejidad, al no contar ni con familiares ni con amigos cercanos no puede responder al pedido de donantes de sangre. Este llamado no siempre tiene como respuesta la solidaria y desinteresada aparición de donantes voluntarios, señaló.

Perú debe alcanzar más de 200 000 donantes de sangre antes de 2020

Si a esto se le suma que cada año se registran 48,000 muertes relacionadas con la carencia de donaciones de sangre, que Perú ocupa el último puesto en Latinoamérica en recolección voluntaria de sangre con 9,85% de donadores o que una persona llega a pagar hasta S/. 800 por una unidad de sangre; el panorama se muestra, si es posible, aún más sombrío.

La pregunta que se cae de madura es ¿Por qué la tasa de donantes es tan baja? Muchos atribuyen el alarmante índice al temor y la falta de información como las principales causas.

Con respecto a los dos primeros, organizaciones como la Asociación Peruana de Donantes de Sangre (APDS) realizan campañas como “Por ti mi sangre” o el “Dona Challenge” de EsSalud. Ambas orientadas a incentivar la cultura de donación y derribar mitos como los tatuajes y perforaciones como impedimento para ser voluntario. Esta última contó con el apoyo de figuras como George Forsyth o la ex Miss Perú Romina Lozano.

Victor José Alfaro de APDS comenta Tenemos por objetivo promover la donación a través de centro de hemodonación fuera de hospitales. Que un centro de donación esté dentro de un hospital genera muchos miedos y mitos que reducen las ganas de las personas a donar. Estando fuera, se reduce el tiempo que toma a un voluntario donar.

Para lograrlo, la APDS cuenta con la primera central móvil de donación de sangre, un bus de dos pisos equipado con tecnología médica que permitirá a los voluntarios colaborar con la recolección de unidades de sangre en un ambiente distinto a un hospital, tantas veces temido por la población. La idea es tomar la iniciativa y llevar la central al donante y no esperar a que ellos, con sus propios recursos, se dirijan a los puntos de donación señala Alfaro.

Con campañas como las impulsadas por EsSalud y la Asociación peruana de Donantes de Sangre se espera llegar a la meta trazada por el Ministerio de Salud. Cada campaña que realizamos se hace en conjunto con un hospital de EsSalud o del Minsa. Son ellos los que se llevan las unidades para cubrir las necesidades que tienen sentenció Alfaro.

Fuente: La República