IVI Buenos Aires
Primer estudio sobre el impacto del COVID-19 en pacientes de reproducción asistida (2)

(Buenos Aires).- El diagnóstico de infertilidad suele venir acompañado de una serie de emociones concretas, que se pueden intensificar con el inicio del tratamiento de reproducción asistida. Hablamos de incertidumbre, angustia, ansiedad, tristeza, culpa, frustración, entre otras.

En el contexto actual, donde la pandemia ha trastocado todos los aspectos de la vida en la sociedad, los pacientes de medicina reproductiva se vieron afectados al suspender o posponer sus tratamientos. Al no haber información acerca de cómo está afectando esto a las pacientes, desde IVI Buenos Aires realizaron la primera investigación relacionada a los aspectos psicológicos, con el fin de analizar la respuesta emocional asociada a la suspensión de los tratamientos y los efectos generales del Covid-19.

Dicha investigación fue encabezada por la Lic. María Villamil, encargada de la Unidad de Apoyo Psicológico de IVI Buenos Aires, el Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires y la Dra. Diana Guerra Díaz, jefe de Unidad de Psicología en IVI Barcelona. Asimismo, contó con la colaboración de los centros IVI de Santiago de Chile, Madrid, Barcelona, Bilbao, Pamplona, Ibiza, Mallorca y Lisboa.

La Lic. Villamil detalla que se trata de un estudio prospectivo observacional y transversal, en el que se realizó una encuesta vía correo electrónico a 390 pacientes que debieron postergar sus tratamientos a causa del cierre de los centros por el COVID-19.

Los resultados preliminares reflejaron principalmente que la ansiedad en estas pacientes aumentó un 32% en comparación a tiempos anteriores y que en el 41% ha visto afectado su estado emocional. Abordar el impacto emocional en pacientes que realizan tratamientos de reproducción asistida es de suma importancia ya que, tanto los factores psicosociales relacionados con el estrés, como un estado de ánimo hostil y altos niveles de ansiedad afectan negativamente en el resultado de los tratamientos. Se cree que el estrés impacta en la fertilidad ya que puede tener un rol importante durante el primer trimestre del embarazo y generar una pérdida gestacional temprana. Las hormonas vinculadas al estrés como por ejemplo el cortisol pueden afectar la circulación uterina, la implantación embrionaria y la función de la placenta. sostuvo el Dr. Neuspiller.

En relación a los miedos vinculados con el embarazo, el 64,4% de las pacientes respondió no creer que el COVID-19 pueda afectar a su bebé. El 83,8% contestó no creer que, si se embaraza, pueda tener más riesgo de contagiarse. Mientras que un 57,5% de las pacientes no cree que el COVID-19 podría afectar el embarazo.

Atención integral al paciente de reproducción asistida

Este estudio es producto del enfoque centrado en el paciente, una filosofía de este grupo dedicado a la reproducción asistida desde hace más de 30 años. Para brindar las herramientas adecuadas y acompañamiento personalizado, resulta necesario conocer cómo está afectando la actual situación a las pacientes.

Obtener información de los miedos y dificultades que estas pacientes expresaron en la encuesta les brindará a los profesionales una guía para centrarse en mejorar y resolver la ansiedad manifestada, con el fin que puedan seguir los tratamientos ya iniciados, comenta la Lic. Villamil.

Por su parte, las intervenciones psicológicas reducen el estrés y pueden ayudar a mejorar los resultados reproductivos. “Se ha demostrado que los tratamientos de tipo cognitivo conductual para el manejo de las dificultades emocionales que manifiestan estos pacientes son los más adecuados, disminuyen el porcentaje de abandono al tiempo que mejora las tasas de embarazo”, concluyó la encargada de la Unidad de Apoyo Psicológico de IVI Buenos Aires.

Consulta online

Durante el aislamiento preventivo, IVI Buenos Aires ofrece consultas a través de canales digitales con la misma calidad de atención que las presenciales. Ya sea porque se desea tener un primer acercamiento a la reproducción asistida para conocer opciones, consultas de seguimiento a tratamientos o para acceder a apoyo emocional y psicológico, los pacientes pueden tener la asesoría de un especialista sin moverse de casa.

Fuente: Agencia Moscú