España
'No' de médicos y enfermeros a la exención de cuarentena por PCR negativa

(Buenos Aires).- La nueva actualización de su Estrategia de detección precoz, vigilancia y control del coronavirus Covid-19 llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad, en la que se establece que los profesionales sanitarios que hayan sido contacto estrecho de un positivo del virus durante su ejercicio profesional no deberán guardar cuarentena si tienen PCR negativa, ha provocado la oposición de médicos y enfermeros.

La excepción que implanta Sanidad se establece para aquellos sanitarios con PCR negativa que hayan mantenido las medidas recomendadas en cada caso para prevenir la transmisión, y tras una valoración por el servicio de prevención de riesgos laborales si procede.

Los médicos se oponen de lleno a esta medida, tal como ha apuntado Javier Font, vicepresidente segundo de la Organización Médica Colegial (OMC). Habría que preguntarle a los pacientes qué les parece que les atiendan médicos que han estado en contacto estrecho con un infectado, aunque tengan la PCR negativa, señala. Además, Font considera que habría que ver cuántos de esos sanitarios que tienen la PCR negativa, la tienen positiva cuando se les repita. El vicepresidente segundo de la OMC defiende que aquellos sanitarios que han mantenido un contacto estrecho con un positivo y tienen PCR negativa sean trasladados a labores de telemedicina.

Dada la situación que tenemos de plantilla y personal, lo que habría que hacer es derivarlos a teleasistencia, teletrabajo, llamadas... es decir, aquello que no suponga contacto directo con los pacientes, añade. La cuarentena no son unas vacaciones para nadie, asevera.

Enfermería: "Es una discriminación negativa"

El presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, considera que esta modificación "supone una discriminación negativa con respecto a otros trabajadores de otros sectores a los que se les indicará vigilancia y cuarentena durante los 14 días posteriores al último contacto con un caso confirmado".

"Entendemos la necesidad de tener activos a los profesionales esenciales pero hay que establecer mecanismos que les garanticen seguridad a ellos y protegiéndoles con mayor fuerza, ya que ponen en riesgo sus vidas, las de sus familias y las de los pacientes a los que atienden", aseveran.

A esto se suma, según el CGE, que en dicho documento se incluye que "las personas que ya han tenido una infección por SARS-CoV-2 confirmada con PCR en los 6 meses anteriores estarán exentos de hacer cuarentena lo que supone que más de 56.000 profesionales sanitarios que han sufrido la enfermedad, no podrán tener garantías de nueva reinfección con medidas de aislamiento preventivo cuando el riesgo de perder la inmunidad adquirida todavía está por evidenciarse".

Por otra parte, "en la definición de contactos estrechos no se entiende que la población general a pesar de llevar mascarilla obligatoria, sea considerada contacto estrecho al estar en el mismo lugar que un caso confirmado sin guardar la distancia de seguridad de 2 metros durante 15 min y los profesionales sanitarios o cuidadores, utilizando las medidas preventivas, no lo sean. Sería aconsejable establecer criterios equitativos ante el uso de medidas preventivas similares. Si se usan medidas en ambos casos porque considerar uno contacto estrecho y otro no. Se necesita la fuerza laboral en todos sectores".

Valoración de profesionales de Salud Pública y dentistas

En el lado contrario, el Consejo General de Dentistas valora "muy positivamente esta nueva medida adoptada por el Gobierno", tal como apuntan en un comunicado.

Según los dentistas, "va a permitir que los dentistas puedan seguir desarrollando su actividad profesional, evitando el cierre de muchas clínicas y las pérdidas económicas derivadas del mismo. Igualmente, la población podrá seguir acudiendo a su clínica dental sin tener que retrasar sus tratamientos, lo que podría derivar en el desarrollo futuro de patologías más graves".

En una posición intermedia se encuentran los especialistas en Salud Pública. Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), está de acuerdo con los preceptos que señala el documento, aunque considera que debería "estar mejor redactado para que se especifique el contexto en el que se produce el contacto estrecho, ámbito personal o laboral".

Fuente: Redacción Médica