Sanidad
Europa rechaza la posición del Congreso para forzar licencias de patentes


(Amsterdam).- La iniciativa surgida del Congreso de los Diputados para forzar licencias obligatorias de medicamentos en situaciones de desabastecimiento se encontrará con la oposición de Bruselas. Fuentes de la Comisión Europea rechazan que los problemas de suministro como los que han afectado a las vacunas Covid estén relacionados con la propiedad intelectual de las mismas, y abogan por ahondar en la “cooperación” con los fabricantes.

El rechazo frontal del organismo europeo deja prácticamente sin recorrido los planes del Congreso, que esta misma semana aprobó, con la abstención de PP y Cs y el rechazo de Vox, una propuesta del PSOE destinada trasladar a la CE la necesidad de hacer efectivo el recurso de las licencias obligatorias a los Estados Miembro cuando "las condiciones impuestas por las empresas para determinados medicamentos pongan en riesgo su abastecimiento".

Consultada por Redacción Médica, la organización que preside Ursula von der Leyen enfatiza que no se inmiscuirá en proyectos que se debatan en los Estados Miembro, si bien asevera que esta no es una “solución eficaz” frente a los actuales problemas de suministro de medicamentos en la Unión Europea, que “no están vinculados a la propiedad intelectual”. "No vemos cuellos de botella relacionados en ese sentido”, puntualizan.

Licencias "voluntarias", no obligatorias

“Se trata más bien de un problema de producción insuficiente para cumplir con los compromisos contractuales. Esto es un hecho”, asumen fuentes de la CE. En este sentido, añaden que la mejor herramienta para abordar este desafío es la de trabajar de la mano de las empresas para agilizar la fabricación.

“El objetivo es promover la cooperación entre industrias, incorporando nuevos actores. En el contexto de dicha cooperación industrial, deberían concertarse acuerdos para la transferencia de la propiedad intelectual y los conocimientos técnicos pertinentes cuando sea necesario. Esta sería una forma de licencia voluntaria, no obligatoria”, dictaminan.

Riesgo de efecto “paralizador”

Bruselas advierte de que iniciativas como la de forzar licencias obligatorias de fármacos, lejos de agilizar la distribución de vacunas, podría llegar a “desincentivar” a las propias compañías a la hora de desarrollarlas. En esta línea, destaca que existe el riesgo de que se produzca un efecto “paralizador” en los esfuerzos de las compañías. “Esta es otra razón por la que consideramos que la cooperación con los fabricantes de vacunas es fundamental para maximizar la disponibilidad de vacunas en la UE”, sentencia.

Fuente: Redacción Médica