Dermatología
Alertan de los peligros de un diagnóstico erróneo en las patologías de la piel


(Madrid).- Los dermatólogos atienden al año alrededor de siete millones de consultas. Una cifra que podría mostrar que los españoles cada vez están más concienciados de la importancia de la salud de la piel, sin embargo no parece ser suficiente. La incidencia del melanoma continúa creciendo a un ritmo anual de un 10 por ciento y, según las previsiones, una de cada dos personas mayores de 65 años se verá afectada por un carcinoma de la piel.

Así lo han puesto de manifiesto los expertos durante la presentación de “One Skin Collection”, una línea de complementos ficticia de piel sintética con diferentes afecciones cutáneas mal diagnosticadas y tratadas. El objetivo de esta campaña creada por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), es que la población se conciencie de la importancia del diagnóstico y de confiar en un médico dermatólogo para cuidar su piel, tanto para problemas estéticos como de la salud. Bajo el lema “La piel no es moda, es salud“, han creado una colección cápsula donde se pueden encontrar unos zapatos con melanoma, bolsos con carcinoma o tarjeteros con acné. Con esta iniciativa quieren sensibilizar de que la piel no es una moda que se pueda cambiar, “nuestra piel es para siempre, no puedes cambiar de piel como cambias de accesorio, no dejes que traten tu piel como si fuera un complemento”, afirman los expertos.

La población en general no es del todo consciente de la importancia de la salud de la piel más allá de lo estético. Parece que solo importa cuando alguna afección nos afea o cambia nuestra imagen exterior, ha afirmado  Pedro Jaén, presidente de la AEDV. Y es que uno de los problemas, cada vez más frecuente, con los que se encuentran los dermatólogos es el estado de la piel o de las lesiones con el que llegan los pacientes a sus consultas, tras haber sido tratados de manera errónea. El 30 por ciento de los casos de melanoma cuando nos llegan, están doblemente o triplemente tratados, de los cuales, un 15 por ciento ya ha pasado a una fase invasiva y existe un problema de salud. Así lo ha explicado el dermatólogo Agustín Viera.

Un diagnóstico correcto con un especialista de la piel, la clave

La experta de la piel, Cristina Eguren, ha explicado a Gaceta Médica la necesidad de poner el dermatólogo en la cúspide de los responsables de los profesionales que cuidan de la piel. Y es que según aseguran los dermatólogos, tratar la piel sin hacer un diagnóstico o haciendo un diagnóstico incorrecto es un riesgo para la salud. Hace poco atendí a una paciente en mi consulta con 31 años y un carcinoma basocelular. Había sido tratada hasta en dos ocasiones quemándoselo y cuando llegó a mi ya tuve que realizar una cirugía de Mohs, una técnica mucho más avanzada y costosa, por una lesión que si se hubiera diagnosticado cuando consultó por primera vez, se hubiera quitado con una cirugía super sencilla, ha contado a Gaceta Médica la especialista en piel Cristina Eguren.

Según asegura la también comunicadora, dentro de la pirámide de cuidadores de la piel están los dermatólogos, los médicos estéticos, los farmacéuticos o los esteticistas, pero sí creemos que el dermatólogo debe liderar a esos profesionales en beneficio de la salud del paciente” – subraya Eguren- porque según reivindica, el dermatólogo es el único profesional que abarca toda la salud de piel, “desde la más alterada hasta la piel sana y la versión más estética.

Melanoma y carcinoma

El dermatólogo Agustín Viera ha insistido en que antes de tratar, es necesario diagnosticar y, en base a ese diagnóstico, decidir actuar de la forma más eficaz. Algo que no sucede con la frecuencia necesaria teniendo en cuenta que un 10 por ciento de los lentigos malignos que ven en consulta, han sido previamente tratados con láser cuando les llegan. Quitar color a una lesión cutánea con láser, puede dificultar el diagnóstico temprano de tumoraciones y su tratamiento precoz, asegura Viera. Los expertos de la piel cuentan con técnicas específicas, como la dermatoscopia o la epilumiscencia, con las que poder realizar un diagnóstico precoz, el indicador más importante para la supervivencia del paciente con melanoma.

Por su parte, el dermatólogo Leandro Martínez, ha alertado de la existencia de una epidemia de cáncer de piel. “El carcinoma de piel es el más frecuente en la especie humana. La suma de todos los tipos de cáncer en la última década no alcanzan el número de cáncer de piel. Eso sí, es el más prevenible y en el 95 por ciento tiene un buen diagnóstico”, ha incidido Martínez.

Acné y Rosácea

Sin embargo, la patología cutánea más frecuente sigue siendo el acné, con un 90 por ciento de adolescentes afectados. De ese porcentaje, el 45 por ciento desarrollan cicatrices, algo que puede suponer un impacto en la calidad de vida del paciente, y que según la dermatóloga Cristina Eguren, se puede prevenir. Las cicatrices son el fracaso de un acné no tratado a tiempo, asegura.

El acné y la rosácea se pueden llegar a solapar, así como confundir con algunas patologías autoinmunes, por ello Eguren insiste en que el dermatólogo es el médico especialista con la máxima capacitación para diagnosticar y tratar los problemas de la piel y del pelo.

Fuente: Gaceta Médica 

statistical tracker