Los profesionales médicos pueden imprimir modelos para cada operación por 10 dólares
Las impresiones 3D mejoran la efectividad de las cirugías ortopédicas

(San Diego).- Resulta evidente que los modelos tridimensionales están revolucionando la tecnología sanitaria y, por ende, la calidad asistencial de las personas.

En este contexto, un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego y el Hospital Infantil Rady (Estados Unidos) han demostrado que determinadas impresiones 3D, específicas para cada paciente, pueden utilizarse para fomentar el aprendizaje de complejos procedimientos quirúrgicos.

Para efectuar este estudio, los especialistas han utilizado una muestra de 15 niños, a los que se les sometió a una osteotomía proximal del fémur en tres planos con el objetivo de abordar una deformidad femoral proximal sintomática. A cinco de estos pacientes se les practicó una cirugía planificada utilizando modelos impresos en 3D, mientras que en otros cinco casos se realizó la misma intervención sin el uso de estas formas. Por su parte, otros dos cirujanos operaron a los cinco niños restantes en una intervención sin el uso de estos modelos.

Mayor eficacia en los tratamientos

Los resultados del trabajo ponen de manifiesto que, cuando los profesionales emplearon modelos 3D, el tiempo quirúrgico disminuyó entre 45 y 38 minutos. Por otro lado, el tiempo de la fluoroscopia se redujo entre un 50% y un 25%, en el grupo modelo comparado con los grupos no modelo y senior, respectivamente. Según los investigadores, el ahorro de tiempo podría traducirse en unos 2.700 dólares por intervención. En este sentido, y después de una inversión inicial en una impresora 3D por cerca de 2.200 dólares, los facultativos pueden imprimir modelos para cada cirugía por 10 dólares.

El cirujano ortopédico pediátrico del Hospital Infantil Rady y autor de la investigación, el doctor Vidyadhar Upasani, señala que "ser capaz de practicar en estos modelos en 3D es crucial". "Los resultados del estudio fueron tan positivos que el Departamento de Ortopedia del Infantil Rady, ha adquirido su propia impresora en 3D. He visto la magnitud de los beneficios de los modelos 3D y ahora resulta difícil planear cirugías sin ellos", sentencia.

El deslizamiento de la epífisis de la cabeza femoral es una condición en que la cabeza de este hueso se desliza a lo largo de la placa de crecimiento, por lo que se va deformando. El objetivo principal de la cirugía es esculpir el fémur y devolverle su forma normal con el objetivo de restaurar la función de la cadera. Hasta ahora, los médicos estudian con rayos X el sitio exacto de la cirugía para planificar los cortes óseos. El problema reside en que estos métodos consumen mucho tiempo y exponen al niño a la radiación. Además, los médicos no tienen un modelo físico para educar a los pacientes o practicar la cirugía de antemano.

Fuente: Salud Digital