Universidad de California
Desarrollan un examen de sangre que detecta en menos de una hora los signos de cáncer de páncreas

(California).- Investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) han desarrollado un examen de sangre que detecta en menos de una hora los indicios de la presencia del cáncer de páncreas.

“Un paso importante para poder curar enfermedades que surgen de la nada, como el cáncer de páncreas, es la detección temprana”, ha explicado el primer autor del estudio, Jean Lewis, científico asistente del proyecto en el Departamento de Nanoingeniería de la Universidad de California en San Diego.

Los análisis de sangre para la detección temprana del cáncer, conocidos como biopsias líquidas, son un tema candente en la investigación. Tienen el potencial de detectar el cáncer desde el principio sin tener que realizar procedimientos quirúrgicos invasivos como las biopsias de tumores.

Para detectar el cáncer de páncreas en la sangre, los investigadores están desarrollando nuevos métodos que implican la recolección y el análisis de estructuras biológicas de tamaño nano llamadas exosomas, que se liberan de todas las células del cuerpo, incluidas las células cancerosas. Los exosomas contienen proteínas y material genético que pueden servir como biomarcadores para detectar cánceres.

Pero debido a que los exosomas son tan pequeños y frágiles son difíciles de aislar de la sangre. Los métodos actuales para extraer exosomas requieren mucho tiempo y requieren que las muestras de sangre se pretraten o diluyan antes de su uso.

La prueba desarrollada por estos investigadores utiliza un sistema basado en chips electrónicos para extraer exosomas directamente de la sangre en minutos. “Solo necesitamos usar una gota de sangre, no se requiere procesamiento adicional. También podemos analizar los exosomas allí mismo en el lugar y mostrar si contienen alguno de los biomarcadores del cáncer que estamos buscando”, ha detallado Lewis.

“Esta prueba podría usarse como una estrategia de cribado primaria para identificar a los pacientes que posteriormente necesitarían someterse a métodos diagnósticos más costosos e invasivos, como una tomografía computarizada, resonancia magnética o endoscopia”, ha señalado la doctora Rebekah White, oncóloga quirúrgica y profesora asociada de cirugía en Moores Cancer Center.

El chip utilizado en esta prueba funciona mediante la aplicación de una corriente eléctrica alterna, que extrae selectivamente partículas de nanopartículas como exosomas de la sangre y las deposita en pequeños electrodos. Las partículas de sangre más grandes se eliminan mientras que las más pequeñas, como los exosomas, son apartadas. Luego, los investigadores aplican anticuerpos marcados con fluorescencia que se dirigen específicamente a dos biomarcadores de proteínas para el cáncer de páncreas: glipicano-1 y CD63. Si estos biomarcadores están presentes, los círculos de colores brillantes donde se unen los anticuerpos se iluminan, lo que indica un resultado positivo.

Hasta ahora, el equipo solo ha probado este sistema en una pequeña muestra de pacientes. En un estudio de validación inicial en un grupo de 31 pacientes, el chip fue capaz de marcar las muestras de sangre de 20 pacientes con cáncer de páncreas de los de 11 pacientes sin cáncer.

Fuente: El Médico Interacyivo