Primera jornada de trabajo de la COBIOMAT
Argentina se suma a la vanguardia de los biomateriales

(Buenos Aires).- Durante la semana que pasó, se realizó la primera jornada de trabajo de la Comisión Nacional Asesora en Biomateriales (COBIOMAT), la cual busca implementar un programa de políticas públicas que permitan incrementar la producción y consumo de biomateriales y productos biobasados en la Argentina.

La COBIOMAT, que está integrada por organismos públicos, institutos y cámaras empresariales, funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria.

Ante estos nuevos términos, cabe preguntarse qué son los biomateriales. Al respecto, Martín Lema, director de Biotecnología de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía en diálogo con Infobae, explicó: "Los biomateriales o materiales biobasados son aquellos obtenidos a partir de materia prima renovable de origen agroindustrial (almidones, aceites, residuos de la industria agroalimentarias, forestal), incluyendo los subproductos y residuos". Dentro de los biomateriales, se encuentran: bioplásticos, biofibras, biocomposites biopinturas y biolubricantes".

No obstante, Lema enfatizó: "Lo que está implícito en ese concepto es que ese material novedoso viene a reemplazar otro material de fuente no renovable". Según comentó, el bioplástico hecho a partir de almidón, podría reemplazar en ciertas aplicaciones al plástico que se obtiene del petróleo.

Triple beneficio

El técnico aseguró que "el desarrollo de la industria de los bioproductos permitirá avanzar en la sustentabilidad de la producción agroalimentaria y agroindustrial, fomentando la industrialización en el sitio de generación de la biomasa, es decir en el interior productivo, y por supuesto el agregado de valor en origen".

De esta manera, el desarrollo de los biomateriales, tiene beneficios socio-económicos y ambientales, entre los que destacó: "Una mayor diversificación en el empleo de las materias primas, un mejor aprovechamiento de los residuos, el desarrollo de nuevas industrias y productos, el aumento de las oportunidades económicas para las comunidades rurales y la reducción de la dependencia de los recursos no renovables e importaciones".

La idea de agregar valor, a veces parece muy intangible, en este caso, Lema ejemplificó: "En vez de vender maíz o almidón maíz, ahora lo que se podría comercializar en Argentina o exportar, son granallas de bioplástico hecho a partir de maíz".

A la vanguardia

De acuerdo a lo conversado con Lema, en Argentina recién ahora está naciendo la cadena productiva de los biomateriales. Al respecto, describió el escenario actual: "Hay emprendedores que están incorporando tecnología de desarrollo nacional o absorbiendo de otros países así que están empezando a poner fábricas; hay otros emprendedores que están comercializando este tipo de productos pero importados, por ejemplo importan el plástico a granel y en Argentina le dan la forma de los objetos finales que se comercializan; hay varias universidades investigando en hacer nuevos materiales; empresas multinacionales haciéndolo, y por otro lado, el Estado que quiere acompañar con políticas. Está todo sobre la mesa".

Estados Unidos, la Unión Europea y algunos países en desarrollo ya han implementado políticas específicas para acompañar esta agroindustria naciente. Por eso, en el año 2016 desde lo que es hoy la Secretaría de Agroindustria se inició una línea de formulación de políticas focalizada en la Dirección de Biotecnología. Luego de tres talleres sectoriales y otras actividades, este año se creó la COBIOMAT.

Durante la semana que pasó, se realizó la primera jornada de trabajo de la Comisión Nacional Asesora en Biomateriales (COBIOMAT), la cual busca implementar un programa de políticas públicas que permitan incrementar la producción y consumo de biomateriales y productos biobasados en la Argentina. La COBIOMAT, que está integrada por organismos públicos, institutos y cámaras empresariales, funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía del Ministerio de Agroindustria.

Ante estos nuevos términos, cabe preguntarse qué son los biomateriales. Al respecto, Martín Lema, director de Biotecnología de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía en diálogo con Infobae, explicó: "Los biomateriales o materiales biobasados son aquellos obtenidos a partir de materia prima renovable de origen agroindustrial (almidones, aceites, residuos de la industria agroalimentarias, forestal), incluyendo los subproductos y residuos". Dentro de los biomateriales, se encuentran: bioplásticos, biofibras, biocomposites biopinturas y biolubricantes".

No obstante, Lema enfatizó: "Lo que está implícito en ese concepto es que ese material novedoso viene a reemplazar otro material de fuente no renovable". Según comentó, el bioplástico hecho a partir de almidón, podría reemplazar en ciertas aplicaciones al plástico que se obtiene del petróleo.

Triple beneficio

El técnico aseguró que "el desarrollo de la industria de los bioproductos permitirá avanzar en la sustentabilidad de la producción agroalimentaria y agroindustrial, fomentando la industrialización en el sitio de generación de la biomasa, es decir en el interior productivo, y por supuesto el agregado de valor en origen".

De esta manera, el desarrollo de los biomateriales, tiene beneficios socio-económicos y ambientales, entre los que destacó: "Una mayor diversificación en el empleo de las materias primas, un mejor aprovechamiento de los residuos, el desarrollo de nuevas industrias y productos, el aumento de las oportunidades económicas para las comunidades rurales y la reducción de la dependencia de los recursos no renovables e importaciones".

La idea de agregar valor, a veces parece muy intangible, en este caso, Lema ejemplificó: "En vez de vender maíz o almidón maíz, ahora lo que se podría comercializar en Argentina o exportar, son granallas de bioplástico hecho a partir de maíz".

A la vanguardia

De acuerdo a lo conversado con Lema, en Argentina recién ahora está naciendo la cadena productiva de los biomateriales. Al respecto, describió el escenario actual: "Hay emprendedores que están incorporando tecnología de desarrollo nacional o absorbiendo de otros países así que están empezando a poner fábricas; hay otros emprendedores que están comercializando este tipo de productos pero importados, por ejemplo importan el plástico a granel y en Argentina le dan la forma de los objetos finales que se comercializan; hay varias universidades investigando en hacer nuevos materiales; empresas multinacionales haciéndolo, y por otro lado, el Estado que quiere acompañar con políticas. Está todo sobre la mesa".

Estados Unidos, la Unión Europea y algunos países en desarrollo ya han implementado políticas específicas para acompañar esta agroindustria naciente. Por eso, en el año 2016 desde lo que es hoy la Secretaría de Agroindustria se inició una línea de formulación de políticas focalizada en la Dirección de Biotecnología. Luego de tres talleres sectoriales y otras actividades, este año se creó la COBIOMAT.

Identidad

En este sentido, la primera acción concreta de la Comisión fue el lanzamiento del Sello Bioproducto Argentino, de uso gratuito y voluntario que distingue los biomateriales y su vez, promueve su uso. Al respecto, Lema precisó que "este sello permitirá al consumidor identificar fácilmente y preferir, si así lo desea, a aquellos bioproductos que presenten altos índices certificados de aprovechamiento de materias primas renovables, calidad, innovación tecnológica, industrialización con agregado de valor y sostenibilidad".

Por último, alentó: "En general, Argentina está a la vanguardia de nuevos desarrollos agroindustriales y biotecnológicos, y no nos vamos a permitir el entrar tarde o no aprovechar esta oportunidad".

En este sentido, la primera acción concreta de la Comisión fue el lanzamiento del Sello Bioproducto Argentino, de uso gratuito y voluntario que distingue los biomateriales y su vez, promueve su uso. Al respecto, Lema precisó que "este sello permitirá al consumidor identificar fácilmente y preferir, si así lo desea, a aquellos bioproductos que presenten altos índices certificados de aprovechamiento de materias primas renovables, calidad, innovación tecnológica, industrialización con agregado de valor y sostenibilidad".

Por último, alentó: "En general, Argentina está a la vanguardia de nuevos desarrollos agroindustriales y biotecnológicos, y no nos vamos a permitir el entrar tarde o no aprovechar esta oportunidad".

Fuente: