Salud sin límites - Connect Care
Philips Connect Day: Promover el conocimiento sobre innovaciones y soluciones en el sector salud

(San Pablo).- Renato Garcia Carvalho, CEO de Philips en Brasil, inauguró oficialmente el evento abordando los desafíos y las oportunidades del momento actual de transformación en la salud nacional y mundial, en la cual el envejecimiento poblacional se suma a un aumento en el costo asociado a la salud pública y privada.

Brasil gasta el 9% del PIB en salud, el doble de Estados Unidos. El problema del país no es la falta de dinero, sino la forma en que se investiga, afirmó. La digitalización, según el ejecutivo, puede ayudar a aumentar la calidad de la atención y, al mismo tiempo, a disminuir los costos.

En los dos días que duró el evento, los ponentes mostraron cómo la innovación permanente puede convertir las herramientas utilizadas por los hospitales en su día a día en soluciones que ayudan a tomar decisiones más inteligentes, ofrecer mejor atención y reducir costos.

El leit motiv de las conferencias fue que la digitalización no es el futuro, sino que es una realidad. El año pasado, nuestro sistema de monitoreo de pacientes rastreó a 275 millones de individuos, casi la población total de Brasil. Estamos siendo literalmente atropellados por una avalancha de datos en crecimiento exponencial, y nosotros, como industria, tenemos la responsabilidad de conectarlos alrededor del paciente para entregar soluciones que mejoren la salud en Brasil y en América Latina , subrayó Garcia Carvalho.

Hoy, cerca del 75% de los datos de salud en el mundo no se comunican. Con el anuncio de la compra de 15 startups para trabajar datos, el CEO de Philips ilustró el compromiso de la compañía para vencer este obstáculo. Nuestro objetivo es la conectividad continúa. Los datos disponibles continuamente para la salud conectada provienen desde hábitos de vida más saludables hasta el incremento del tratamiento ambulatorio o home care.

La mejora en la experiencia de uso de las herramientas de TI por parte de los médicos y enfermeros, así como el rediseño para que la medicina ambulatoria sea más ágil y relevante fueron los temas abordados por Solange Plebani, General Manager EMP. El año pasado, estos temas eran una promesa. Este año, son una rendición de cuentas, explicó.

Solange resaltó las últimas actualizaciones realizadas en Tasy, el sistema de gestión de salud de Philips que impacta en la vida de millones de personas al año: ahora, además de Brasil y México, está disponible en Colombia, Polonia, Oriente Medio, Nueva Zelanda y, en desarrollo, en Alemania y Australia.

La ejecutiva detalló el trabajo realizado para que la herramienta se adapte a los nuevos mercados y, en algunos de ellos, como en Brasil, a las nuevas reglas. También conseguimos expandir el alcance con el estratificado de pacientes en medicina preventiva y pacientes crónicos, implementamos nuevas versiones de los protocolos de soporte clínico a la decisión, y mejoramos la integración con bibliotecas médicas. Ahora, está en desarrollo la integración con protocolos clínicos basados ​​en evidencias de Elsevier, enumeró, entre otras innovaciones que aparecen en las actualizaciones para html5 o Java.

Solange destacó el nuevo Panorama Clínico, como un espacio virtual en el que el médico puede iniciar su día visualizando el historial de pacientes y la información necesaria para saber que priorizar en la atención.

Habló, también, de seguridad y privacidad. En Europa, entró en vigencia este año la Ley Europea de Privacidad, y Brasil también promulgó una ley en este sentido. Son reglas nuevas, pero tenemos la experiencia y el equipo adecuados para adaptarnos.

Mark Stoffels, Vicepresidente y General Manager de Philips Health América Latina, se animó con los cambios y, durante la conferencia Salud sin límites, mostró porque es cada vez más necesario tener acceso a los datos en este segmento. Entre un hospital y otro existen, por ejemplo, diferencias de hasta 9 veces en la tasa de complicaciones, dijo el holandés, mostrando una serie de análisis con el desenlace de un mismo procedimiento entre instituciones de Europa. Eso no puede ser admisible. ¿Por qué los check list son habituales en la aviación civil y no lo son en cardiología?, preguntó.

Según él, es necesario una revolución para cambiar la atención en salud, pero el impacto real va a suceder cuando lleguemos a la base de la pirámide, o sea, a las personas que no tienen tanto acceso a la salud. Debemos desplazar el conocimiento de la atención terciaria a la atención primaria, y la tecnología debe ser sostenible.

La conferencia de la abogada Camila del Valle Jimene especializada en compliance digital, aclaró conceptos importantes de la nueva ley brasileña de protección de datos, aprobada en agosto de 2018. La ley incluye, entre otros aspectos, el derecho a la portabilidad de datos.

En consecuencia, Bruno Maia, de Philips, explicó cómo Tasy está preparado para las nuevas leyes de privacidad de Brasil, y mostró las adaptaciones más relevantes: herramientas de encubrimiento o retención de datos, autentificación de dos factores (porque todavía hay personas que comparten las contraseñas, pero difícilmente presten sus celulares), el control sobre la impresión de informes y la posibilidad de que las instituciones modifiquen el set up inicial sobre que dato es sensible y cual no lo es.

Como la nueva ley incluye también la posibilidad de exclusión de datos del paciente, Bruno Maia explicó que el modelo de exclusión es manual, ya que para borrar datos el hospital se necesita tener autorización de Philips. De este modo, la empresa se asegura, entre otros factores, que todo quede debidamente documentado.

El evento era de tecnología, pero Bruno insistió en que no se debe descuidar la preparación de los usuarios del sistema de salud para las herramientas que utilizan datos. El hospital puede tener todas las herramientas posibles en la adecuación de procesos y herramientas de control, pero de nada sirven si un empleado toma una foto de un prontuario y la pone en su Whatsapp.

La conferencia del General Manager de Oncología Informatics de Philips, Louis Culot, versó sobre medicina de precisión y genoma, pero se enfocó principalmente en la oncología, la complejidad de la enfermedad, la morbilidad de los pacientes y la complejidad del tratamiento demandan el formato informático. El agregado de datos clínicos, informes de biopsias, patología digital y secuenciación genómica ya pueden ser integrados de tal modo que permiten utilizar el analytics en la recomendación de terapia, monitoreo de respuesta y análisis de resultados.

Después de explicar brevemente el funcionamiento de IntelliSpace Oncology Platform, una plataforma avanzada de integración, visualización y análisis de datos que combina información clínica de diversas modalidades mediante el uso de inteligencia artificial para mejorar los flujos de trabajo clínicos, Louis dio detalles de la alianza anunciada en agosto entre Philips y Dana Farber Cancer Institute, de Estados Unidos.

La misma, permitirá ofrecer los caminos clínicos desarrollados por la institución norteamericana, con opciones de tratamiento para cada tipo de cáncer y cada estadío de la enfermedad a través del sistema.

Basada en la nube, la solución integrará radiología, genómica e Historia Clínica Electrónica y permitirá ofrecer cuidados centrados en el paciente con opciones de tratamiento de primera y segunda línea, así como ensayos clínicos basados ​​en evidencias. “La inteligencia artificial no va a sustituir al médico, sino a ofrecerle guías de conducta, además de permitirle que compare a sus pacientes con otros de la institución.”

El Director Ejecutivo de Philips, Evandro García, completó: Traer solamente innovación para la salud es poco, tenemos que unir los puntos para alcanzar un continuum healthcare en la práctica de la atención primaria, secundaria y terciaria.

Por su parte, el Dr. Luiz Arnoldo Haertel, médico cardiólogo que ya en el año 1998 decidió llevar adelante una práctica sin papel, reconoce como CMO Global de Philips, que hoy la industria de la salud aún no ha llegado al momento del gran cambio. El experto mostró cómo fue la evolución de la Historia Clínica Electrónica desde un simple recolector de datos, a principios de 1990, y citó una nota de Medscape [plataforma de información médica de prestigio internacional] que resalta que el 99% de los médicos necesitan ayuda en el diagnóstico.

Para eso, dio un ejemplo sobre desperdicio de recursos: en mi especialidad, el 50% de los pacientes son rehospitalizados dentro de los 30 días, dijo y recordó que ser hospitalizado podría ser catalogado como “actividad peligrosa”: los errores en la asistencia son la tercera causa de muerte en Estados Unidos.

El especialista no duda, sin embargo, que la IA va a ser un agente importante de cambio. El modelo científico cambió: antes se hacían hipótesis para probar. Hoy, con el big data, se generan las hipótesis a partir de los datos. Haertel está seguro de que la digitalización de miles de millones de datos va a facilitar el diagnóstico y aumentar el valor predictivo y prescriptivo .

Fuente: eHealth Reporter