España
GE 'firma' la última innovación del centro de protonterapia de Quirónsalud

(Madrid).- La tecnología de tomografía computarizada de GE Healthcare (TAC) con alta definición se incorpora al Centro de Protonterapia que el Grupo Quirónsalud ha construido en Pozuelo de Alarcón (Madrid). El centro recibirá a sus primeros pacientes en el último trimestre de este año.

Con esta tecnología, será el primero de estas características en España, y uno de los primeros de Europa en aunar la alta definición y la imagen espectral aplicadas a la planificación de tratamientos oncológicos mediante protonterapia. La planificación es uno de los elementos clave para el éxito de este tipo de tratamientos, ya que los radio-oncólogos y los radiofísicos necesitan tener información muy precisa para dirigir de manera adecuada el haz de protones hasta el volumen de irradiación.

Esta técnica permite concentrar la radiación en el volumen tumoral y reducirla en órganos críticos

Tal como destaca Raymond Miralbell, director médico del Centro de Protonterapia de Quirónsalud, “esta innovadora técnica permite concentrar la radiación en el volumen tumoral y reducirla en órganos críticos que se encuentran a proximidad. Por ejemplo, si hemos de tratar un cáncer que está en el centro del cerebro, se preservan estructuras neurológicas importantes como el bulbo raquídeo o los nervios ópticos”. Este tipo de tratamiento es una indicación excelente en el caso de pacientes pediátricos, donde es muy importante preservar los tejidos normales que se encuentran en desarrollo para reducir el riesgo de desarrollar toxicidades secundarias a la irradiación.

Así, la nueva tomografía computarizada de GE Healthcare con alta definición, "ofrece una significativa ventaja sobre los TAC convencionales, ya que puede visualizar mejor y con más precisión los detalles de las lesiones más pequeñas al tener una resolución espacial de 0.23mm, mejorando significativamente el diagnóstico", explican desde el grupo en un comunicado.

Además, la imagen espectral puede proporcionar no solo una mejor definición de las imágenes de los tumores que van a tratarse, sino también información específica sobre la composición de materiales de los tejidos que se van a someter al tratamiento. “Un cálculo más preciso permite reducir los márgenes de seguridad de varios milímetros, lo cual reduce las dosis en volúmenes considerables alrededor del tumor”, añade Carme Ares, jefa de Oncología Radioterápica del Centro.

Mejora de la planificación

La imagen espectral y algunos algoritmos de cálculo permiten, además, poder mejorar la planificación de la protonterapia en los casos en los que hay que tratar tumores cercanos a implantes como prótesis, tornillos o empastes, que pueden generar importantes distorsiones en las imágenes como artefactos, inanición fotónica o endurecimiento del haz. Tal como explica Alejandro Mazal, director de Física Médica del Centro de Protonterapia de Quirónsalud, “es fundamental disponer de una información como la que proporciona la imagen espectral y de las correcciones de artefactos para concentrar la radiación en los tejidos afectados y evitar los tejidos sanos así como el efecto de las prótesis. De esta forma se aumenta la seguridad, la precisión y la exactitud de los cálculos y, en consecuencia, la eficacia del tratamiento”.

Investigación aplicada

Estos temas serán objeto de líneas de investigación aplicada entre Quironsalud y GE Healthcare, aprovechando la doble energía del haz para identificar y caracterizar los tejidos atravesados, tanto en los exámenes iniciales de planificación, como en los exámenes de adaptación del mismo durante el tratamiento. Así esta investigación está llamada a aumentar la certitud de cálculo en presencia de inhomogeneidades en los tejidos, a métodos inteligentes y automáticos de trazado de volúmenes anatómicos, y a técnicas adaptativas de tratamiento.

Fuente: Redacción Médica