Informe
Hospitales de Latinoamérica invierten cada vez más en tecnología e informática en salud

(Florida).- La consultora en salud Global Health Intelligence (GHI) publicó un informe en el que revela que los hospitales de Latinoamérica están comprometidos en sus recuentos de equipos para satisfacer la demanda de manera seria. La región se moderniza a través de una mayor prevalencia de teléfonos inteligentes, la penetración de internet y el uso de las redes sociales.

Aunque los países latinoamericanos están detrás de otras naciones en la adopción de algunos de los componentes de la revolución de los datos, la región alcanzó un lugar importante en los últimos años. La proyección en cuanto a innovación tecnológica es más que favorable. Así lo señala un informe sobre infraestructura hospitalaria de GHI.

Si bien la tecnología se está convirtiendo en un gran negocio en los hospitales de América Latina, también impulsa el crecimiento de otras maneras. La adopción generalizada de tecnología sumada con el crecimiento de la población con necesidades de salud específicas lleva a las instituciones médicas a aumentar sus inventarios de equipos en una amplia variedad de formas.

El mercado de aparatos para capnografía, que se utilizan para controlar la respiración durante los procedimientos médicos, tiene un valor actual de casi 10 millones de dólares y se proyecta que crezca a más de 30 millones para 2021. Las máquinas de resonancia magnética experimentan una adopción generalizada y se espera que el mercado alcance un valor de 1,3 mil millones de dólares también para 2021.

En cuanto al conteo de máquinas de hemodiálisis, las cifras indican que entre 2017 y 2018 aumentaron 5,2 % en Argentina, 6,5 % en Chile, 10 % en México, 14 % en Costa Rica, 25 % en Colombia, 37 % en Panamá y 36 % en Puerto Rico. Los equipos de ultrasonido son otra técnica de imagen que se expande de forma rápida y se prevé que el mercado alcance los 804 mil millones de dólares para 2021.

Por supuesto, una población en crecimiento que necesita atención médica también requiere un aumento en el número de equipos para el manejo diario de los pacientes. Se espera que el mercado de gases como el oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono, así como la unidad requerida para entregar esos gases, crezca 10 % en los próximos años a un valor proyectado de 1,8 mil millones de dólares para 2020, resalta el reporte de GHI.

El auge de los registros médicos electrónicos (EMR, por su sigla en inglés), la telemedicina y otras tecnologías han hecho que los pacientes estén más vinculados con su atención y los hospitales más conectados entre sí. La capacidad de compartir e intercambiar datos ha llevado a que el cuidado médico sea más eficiente.

Los EMR son una herramienta valiosa para mejorar la organización y la eficiencia del servicio médico. La investigación sobre los sistemas demostró que aumentan los ingresos y la rentabilidad, así como reducen los costos operativos y los errores médicos. A pesar de que tienen una adopción casi universal en Estados Unidos y en la mayoría de los países occidentales, ahora también logran una importante presencia en América Latina.

Según HospiScope, la base de datos de hospitales de América Latina de Global Health Intelligence, en 2016 los EMR se utilizaron en el 36 % de los hospitales latinoamericanos. Las cifras indican además que aumentó a 40 % de penetración en 2017. El número está en sintonía con las estimaciones más amplias del mercado, incluida una previsión que indica que la región en cuanto a EMR crecerá a una tasa de 7,2 % entre 2014 y 2019.

En detalle, el informe indica que al profundizar en la penetración de EMR en mercados específicos, Brasil hizo una inversión multimillonaria a fines de 2016, en tres supercomputadoras diseñadas para unificar todos los registros del gobierno en un solo sistema, Perú adoptó su propio sistema nacional en 2015 y Chile tiene entre 50-75 % de adopción de EMR en sus instalaciones de atención primaria, y el número va en aumento.

Por su parte México, uno de los primeros en adoptar EMR en América Latina en 2004, ahora tiene tasas de penetración de entre el 25 % y el 50 % para los registros en sus instalaciones de atención primaria y secundaria. Los establecimientos especializados registran una tasa del 75 %, según datos de GHI.

Uruguay acaba de acoger un sistema nacional de EMR en 2014 y aún está por debajo del 25 % de adopción en sus instalaciones de atención primaria, secundaria y terciaria.

Fuente: