Heartline
Apple y Johnson & Johnson se asocian en el estudio clínico de salud cardíaca

(New York).- Johnson & Johnson, en colaboración con el gigante tecnológico Apple, lanzó Heartline, un estudio virtual primero en su tipo para explorar si las funciones de salud cardíaca en los dispositivos Apple pueden mejorar los resultados de salud, incluida la reducción del riesgo de accidente cerebrovascular.

Johnson & Johnson y Apple están ofreciendo a los adultos elegibles de EE.UU. (65 años y mayores) la oportunidad de unirse al estudio clínico descargando la aplicación Heartline Study en iPhone.

El objetivo es evaluar si la aplicación Heartline Study en iPhone y la aplicación de ECG y la función de notificación de ritmo irregular en Apple Watch pueden reducir la probabilidad de accidente cerebrovascular y mejorar los resultados de salud con la detección temprana de fibrilación auricular (AFib), una forma común del ritmo cardíaco irregular.

"Heartline es un estudio que tiene el potencial de cambiar la comprensión de cómo las herramientas digitales de salud, como la aplicación de ECG y la función de notificación de ritmo irregular en Apple Watch, podrían conducir a una detección más temprana de AFib", explicó el C. Michael Gibson, Co -Director del Comité Ejecutivo de Heartline y profesor de medicina, Harvard Medical School y CEO, Baim Institute.

A pesar de que AFib es una causa principal de accidente cerebrovascular, las personas a menudo no experimentan síntomas, lo que dificulta el diagnóstico.

Más de 33 millones de personas en todo el mundo viven con AFib y hasta el 30% ni siquiera saben que la tienen hasta que ocurre un evento cardiovascular grave, como un derrame cerebral.

“A través de esta importante colaboración con Apple, somos pioneros en nuevos modelos que esperamos puedan romper algunas de las barreras más comunes para la participación en estudios clínicos", dijo Paul Burton, Vicepresidente, Asuntos Médicos, Medicina Interna, Asuntos Científicos de Janssen.

A través del enfoque basado en la aplicación, el estudio permitirá a las personas participar en el estudio de forma remota, directamente desde su iPhone y, en algunos casos, un Apple Watch, en lugar de viajar a un sitio de ensayo clínico.

Fuente: PMFarma