Nueva semilla
La FAN apoyará un proyecto que busca desarrollar agroinsumos innovadores, ecológicamente amigables e inocuos para la salud humana

(Buenos Aires).- Un grupo de científicas del Instituto de Investigaciones Biológicas (IIB) y del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA), ambos dependientes de la Universidad Nacional de Mar del Plata y el CONICET, buscan promover una transformación en las prácticas agroindustriales a partir del desarrollo de agroinsumos sustentables y eficientes, que produzcan altos rendimientos de los cultivos y protejan la salud y el medioambiente.

Desarrollamos nanovehículos basados en recursos naturales como las nanoarcillas del tipo bentonita, para la liberación sostenida de principios activos con aplicación en agricultura. Este proyecto pretende dar respuesta a la necesidad de insumos innovadores y biocompatibles en el mercado agrícola, como también a las exigencias de productividad sustentable y de mayor eficiencia operativa y productiva, asegura la Dra. Yamila Mansilla, líder del grupo de trabajo que integran, además, las doctoras María Florencia Salcedo, Romina Ollier Primiano y Claudia Casalongué.

Los agroinsumos basados en nanoarcillas del tipo bentonitas como nanovehículos de diversos principios activos (aminoácidos, fitohormonas y quitosanos), cuando se liberan en contacto con las plantas, activan los mecanismos de crecimiento y de defensa naturales de las mismas, obteniendo así cultivos naturalmente protegidos frente a estrés biótico y abiótico. Estos agroinsumos presentan características funcionales que los hacen preferibles y le agregan valor industrial a recursos naturales abundantes como las bentonitas y los desechos de langostinos, de los que se obtiene el quitosano.

La líder del proyecto agrega, además, que “as arcillas del tipo bentonita, debido a su estructura en capas a escala nanométrica, son capaces de albergar una gran variedad de principios activos en sus espacios interlaminares. Estos nanovehículos de bentonita le confieren protección y aumentan la estabilidad de las biomoléculas utilizadas como principios activos, potenciando su disponibilidad y efectividad.

Los ensayos a escala laboratorio demostraron que las nanoarcillas funcionalizadas protegen a las plantas contra enfermedades producidas por hongos y bacterias, y otros estreses, incluyendo la salinidad. El objetivo del proyecto en esta etapa Pre Semilla es poder escalar los productos a nivel prototipo comercializable y contar con la validación de los agroinsumos en ensayos a escala productiva en invernáculos.

El carácter diferencial de estos agroinsumos radicaría en responder a las necesidades de mayor eficiencia en la acción biológica e inocuidad, ofreciendo alternativas de alta tecnología para las Buenas Prácticas Agrícolas. Se diferencian dentro de la oferta de productos existentes en el mercado por combinar en un mismo producto las siguientes propiedades:

  • Bioestimulación de respuestas de crecimiento y desarrollo,
  • Inducción de las respuestas de defensa naturales de las plantas,
  • Biocompatibilidad-inocuidad,
  • Liberación sostenida de los principios activos,
  • Facilidades operativas en el transporte y almacenamiento: las nanoarcillas permiten mayor estabilidad de los principios activos y pueden comercializarse en estado sólido.

Este proyecto apoyado por la FAN representa una gran oportunidad para ofrecer un desarrollo innovador de origen nacional para los mercados de bioestimulantes y fitosanitarios. La Dra. Mansilla asegura que la introducción al mercado de nuevos compuestos inocuos y de alta eficacia y calidad representa una oportunidad muy promisoria a nivel nacional e internacional. Desde ese punto de vista, el fortalecimiento en la innovación de este tipo de productos a nivel local es estratégico, ya que implicaría competir a nivel mundial y al mismo tiempo evitar la importación de productos semejantes

Fuente: FAN