Teplizumab
Estados Unidos aprueba nu nuevo fármaco para la diabetes tipo I


(Madrid).. Los expertos afirman que el teplizumab marca una «nueva era» en el tratamiento, ya que aborda por primera vez la causa fundamental de la enfermedad, en lugar de limitarse a los síntomas. Funciona reprogramando el sistema inmunitario para que deje de atacar por error a las células pancreáticas que producen la insulina. Es probable que este tratamiento allane el camino hacia la aprobación en otros países. Unos 8,7 millones de personas padecen diabetes de tipo 1 en todo el mundo. En el Reino Unido, esta enfermedad afecta a 400.000 personas, entre ellas más de 29.000 niños.

En la diabetes de tipo 1, el sistema inmunitario (que normalmente combate las bacterias y los virus) ataca por error a las células clave del páncreas que producen insulina. La insulina es crucial, ya que ayuda al cuerpo a utilizar el azúcar para obtener energía, y la mayoría de los tratamientos actuales se centran en que las personas controlen sus niveles de azúcar en la sangre y se administren insulina -por inyección o infusión- todos los días.

En 2019, un ensayo demostró que el fármaco retrasaba el desarrollo de la enfermedad en algunas personas con alto riesgo de padecerla durante una media de dos años.

Los expertos afirman que este retraso puede ser muy significativo, sobre todo en el caso de los jóvenes, que no tendrían que inyectarse insulina a diario ni controlar sus niveles de azúcar de forma tan intensa durante ese periodo de tiempo.

También sugieren que las personas podrían pasar más años con sus niveles de azúcar en sangre en un rango saludable, lo que les ofrecería más tiempo para protegerse de las complicaciones de los niveles altos de azúcar en sangre, como las enfermedades renales u oculares.

Los jóvenes no tendrían que inyectarse insulina a diario ni controlar sus niveles de azúcar de forma tan intensa durante ese periodo de tiempo.

Rachel Connor, de la organización benéfica JDRF del Reino Unido, que ha financiado parcialmente el ensayo, ha declarado a BBC Health: «Esto es un cambio de juego. Para mí es el comienzo de una nueva era en el tratamiento de la diabetes de tipo 1».

Es la primera vez que podemos llegar al corazón del desarrollo de la enfermedad y ayudar a cambiar el proceso, de modo que ya no nos limitamos a tratar los síntomas».

«Una vez que podamos hacerlo, podremos encontrar otras formas de hacerlo mejor y durante más tiempo».

Fuente: ABC Salud 

statistical tracker