Responsabilidad Profesional Médica
Una visión Internacional . Por Jorge Bazán

(Buenos Aires).- En ésta edición RPNEWS-ONLINE inaugura una nueva columna que estará a mi cargo. El objetivo de la misma es compartir información especialmente seleccionada para nuestros lectores entre los artículos, actividades, noticias, sentencias, estudios, comunicados de prensa y opiniones que semanalmente recibimos de la Physician Insurers Association of America (PIAA).

Confiamos que de esta manera los profesionales de Argentina puedan tener una visión global del mercado médico asegurador en los Estados Unidos y obtener una mirada avanzada de las nuevas tendencias sobre praxis médica en el mundo que le posibiliten la práctica de la profesión en forma más segura.

En caso de que sea de su interés mayor información respecto de los temas tratados en la columna de este mes, envíenos un mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Analizando la información que hemos recibido, vemos interesante que para reducir los reclamos y pagos por mala praxis identifican en EEUU las llamadas zona de riesgo.
Durante años, los profesionales de la salud buscan reducir sus demandas por responsabilidad médica pero no han logrado hacer frente a los problemas de calidad internos hasta que fueron golpeados con un gran desembolso. Eso significaba que, invariablemente, se centraron sólo en  situaciones particulares.

Sin embargo, esto está cambiando. Aseguradoras y proveedores están agrupando sus bases de datos para analizar sus reclamos por actos de responsabilidad médica e identificar lo que ellos llaman zonas de peligro.
Los médicos muestran su interés y atención inmediatamente ya que están muy interesados en conocer su riesgo, dijo el Dr. David Troxel, Director Médico de Doctors Company . Una vez que reconocen su riesgo se focalizan  mucho más en el problema.

Cuando Kerlan-Jobe Orthopaedic Clinic de Los Ángeles comenzó a analizar los datos de MPL, descubrió que las finanzas de los pacientes a menudo determinan cuando el grupo fue demandado. La evaluación de los casos también reveló una desconexión interesante en comunicación con el paciente.

Conversaciones pre-quirúrgicas rara vez cubrieron el tema de los costos posteriores a la cirugía, a pesar de que a menudo los pacientes recibieron facturas para la terapia física, equipo especial y el asesoramiento dietético después de un procedimiento ortopédico.

Estos gastos inesperados enfurecieron a los pacientes, que no entendieron por completo los servicios relacionados con el resultado de la cirugía.

Es demasiado tarde para tener esta conversación después de los hechos, dijo el presidente de la clínica Dr. Ralph Gambardella. Si el paciente no puede afrontar la terapia, tal vez no obtenga el mejor resultado. Cuando está decepcionado con los resultados, allí se hace un reclamo o una demanda (Modern Healthcare, 1/16

Por otro lado un tema preocupante para los profesionales de la salud es el “estilo de vida” y el “burnout”.
El informe Medscape 2016 sobre el estilo de vida de los médicos abarca dos aspectos importantes de la vida personal de un médico que podría afectar los tratamientos: el agotamiento y el sesgo

Participaron del mismo más de 15.800 médicos de 25 especialidades diferentes. 

La encuesta de este año, haciéndose eco de otras encuestas nacionales recientes, sugiere fuertemente que el desgaste entre los médicos de Estados Unidos ha alcanzado un nivel crítico.

Burnout en estas encuestas se define como la pérdida de entusiasmo por el trabajo, los sentimientos de cinismo y un bajo sentido de realización personal. En el informe Medscape de este año, los porcentajes más altos de burnout se produjeron en cuidados críticos, urología y medicina de urgencias, todo al 55 %.  Medicina familiar y medicina interna siguen de cerca con el 54 %

Una buena noticia que vemos en EE.UU es que los reclamos contra anestesistas muestran una fuerte disminución.
Como seguramente Uds. saben, históricamente una de la especialidades médicas que más reclamaciones tiene es justamente la Anestesiología. Un estudio presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Anestesiología muestra que la frecuencia de reclamos por responsabilidad médica relacionada con la anestesia ha disminuido

Los investigadores examinaron los reclamos de pacientes relacionados con la responsabilidad médica por anestesia entre 2005 y 2013 reportados al National Practitioner Bank y encontraron que la frecuencia de las solicitudes relacionadas con la anestesia disminuyó en un 41,4 %, un 4,6 % por año, durante el período de estudio.

Los reclamos de pacientes hospitalizados descendieron un 45,5 % en total, mientras que los reclamos de pacientes ambulatorios presentaron un descenso del 23,5 % en total. De los 2.408 pagos de reclamos 38 % fueron por lesiones con resultado de muerte y el pago promedio para todas las demandas relacionadas con la anestesia era $ 245.000.

Dicho esto, una mala noticia que llega desde Inglaterra es que hay una tendencia creciente en lo que hace a demandas en prácticas de enfermería.
Estos profesionales en enfermería están reportando un número creciente de quejas y reclamos, advirtió la aseguradora miembro de PIAA, la Medical Defence Unión (MDU).

Durante 2015, los miembros del sector de enfermería de la MDU reportaron 25 demandas por negligencia clínica derivadas de su práctica, mientras que diez años antes, en 2005, había sólo dos.

La MDU advirtió sobre una denuncia que plantea un reclamo por más de £ 2 millones ($ 2,8 millones de dólares ) en un caso en que el paciente sufrió un derrame cerebral después de haber sido prescrito un anticonceptivo.
La MDU colaboró con más de 400 quejas, reclamos y otras cuestiones médico-legales entre 2010 y 2015, que involucraban a personal de enfermería.

Es bien sabido que las quejas y reclamaciones contra los médicos están aumentando año tras año, pero el aumento es aún más pronunciado entre los profesionales de enfermería que trabajan en atención primaria dijo el Dr. Beverly Ward, Asesor Médico Legal de MDU.

Con una población que envejece y más pacientes con atención a largo plazo en atención primaria, muchas prácticas han demandado mayor responsabilidad de los profesionales de enfermería para hacer frente a la creciente demanda. Sin embargo, por asumir funciones tales como la evaluación y el diagnóstico de los pacientes, la prescripción de medicamentos los profesionales de enfermería también están en un riesgo creciente de rendir cuentas en forma individual si algo va mal”.

En EEUU la comunidad médica es muy activa en lo que hace al lobby parlamentario. Un ejemplo de ello es el esfuerzo nacional para cambiar dramáticamente la forma médica en que se resuelven los reclamos por responsabilidad profesional en la Legislatura del Estado de Maine.

El sistema de estilo accidentes de trabajo para médicos, ha sido mencionado por PIAA y otros oponentes como "un grave error". La propuesta es una de las seis actualmente en estudio en las legislaturas estatales y avanzó por la Patients for Fair Compensation. El proyecto de ley reemplazaría el sistema de resolución de los reclamos basadas en la corte y de reclamos de seguros actual con una nueva agencia estatal, el Office of Medical Review (Oficina de Evaluación Médica).

El directorio de la agencia estaría compuesto por un panel de médicos que revisarán y examinarán los reclamos en función de si o no un resultado adverso ocurrido, es o no es un problema de negligencia profesional.

Este es un cambio radical que no representa de ninguna manera mejorar  la salud de la población, dijo Gordon Smith, un abogado que representa a la Asociación Médica de Maine. Durante la audiencia pública ante el Comité Judicial de la Legislatura, Smith comentó a los legisladores que la propuesta puede ser bien intencionada, pero vender esta propuesta sobre la base de que su promulgación eliminará o incluso reducirá la medicina defensiva es un gran salto de fe.

En una carta al de Mary Elizabeth Knox, Vicepresidente de la Medical Mutual Insurance Company – Claims de Maine estuvo de acuerdo, señalando que la propuesta complica nuestro sistema legal y potencialmente aumenta el costo del sistema actual. 

Las demandas millonarias es moneda corriente en EEUU, como lo vemos en un caso de u$s 9 millones de dólares contra el Hospital del Ejercito de Hawaii.

Una familia que demandó al Tripler Army Medical Center en Oahu recibirá un acuerdo de pago por $ 9 millones. El acuerdo fue aprobado por el Tribunal de Distrito Federal y la Corte Primera de Circuito del Estado de Hawaii después de años en los tribunales. En septiembre de 2010, Laura Whitney estaba experimentando un embarazo de alto riesgo que había sido marcado para una cesárea para evitar una ruptura uterina probable. Tres días antes de su cesárea planeada, Whitney comenzó a experimentar síntomas de fuerte dolor.

Ella llegó al Hospital Tripler, pero fue evaluado por un médico residente, con muy poca experiencia, según indica la demanda.

El médico y la enfermera que fueron asignados para el tratamiento de Whitney determinaron que estaba experimentando una probable ruptura uterina, pero esperó más de diez minutos antes de llamar a un médico más experimentado para obtener ayuda y finalmente la situación se precipitó  en una cesárea de emergencia. Como resultado, su hijo sufrió una lesión cerebral catastrófica y nació con parálisis cerebral.

Jorge Bazán 
Jbazan