CALILAB 2018
Entrevista al Dr. José Queralto Compaño (2)

(Buenos Aires).- El Dr. José Queralto Compaño participará como invitado extranjero en CALILAB y tendrá a cargo la conferencia “Dr. Norberto Cabutti” sobre: La Implementación de normas de gestión de calidad ISO 9000 en el servicio de Laboratorio diagnóstico de un Hospital Universitario. Queralto Compaño es Doctor en Medicina. Especialista en Bioquímica Clínica.

Jefe de Sección de Monitorización de Fármacos y Toxicología del Servicio de Bioquímica del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona, España, Director de la Calidad y miembro del Consejo de Dirección de los Servicios de Laboratorio del mismo Hospital. Además forma parte del Consejo de Dirección, del Comité Científico y preside la Comisión de Toxicología Clínica y Monitorización del Tratamiento con Medicamentos de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC-ML).

No es la primera vez que usted participa en encuentros científicos organizados por instituciones bioquímicas argentinas ¿Qué opinión le merece este congreso de la calidad en el Laboratorio clínico – CALILAB– que tendrá lugar el próximo mes de octubre en Buenos Aires?
Ciertamente, es la tercera vez que los colegas de Argentina me han honrado invitándome a participar en sus eventos científicos. La primera vez fue en Septiembre de 1994, a propósito de un Seminario sobre Acreditación de Laboratorios en la Ciudad de Buenos Aires. Eran tiempos en que se debatía la conveniencia de que existieran normas internacionales para acreditar los laboratorios clínicos y se estaba fraguando la norma ISO 15189. La segunda vez fue hace tres años, en el Congreso Argentino celebrado en Catamarca para exponer la regulación profesional en la Unión Europea y las iniciativas armonizadoras emprendidas por la Federación Europea (EFLM).

Respecto a CALILAB, a nadie se le oculta que la Calidad es un valor esencial del Laboratorio Clínico, en el que se fundamenta su fiabilidad y la credibilidad de sus profesionales. Tanto la Medicina, como las Ciencias y Tecnologías en las que se basa el Laboratorio Clínico evolucionan a una velocidad de vértigo, por lo que eventos como CALILAB son necesarios para revisar aciertos y errores, reflexionar sobre el camino y el ritmo a seguir, identificar nuevos retos, motivar a todo el personal y, en definitiva, mejorar el desempeño profesional.

Qué aspectos de la acreditación y normas de gestión de calidad abordará en su disertación?
La Organización de CALILAB me pidió que disertara sobre aspectos prácticos de la implantación (y reimplantación) de normas de gestión de la calidad en el contexto de un hospital universitario (o de alta complejidad). En este escenario he seleccionado una serie de aspectos que facilitaron nuestra labor, fueron obstáculos o sencillamente nos obligaron a reflexionar y eventualmente a corregir decisiones. Obviamente, cada Laboratorio es un universo y no es realista pensar que se pueda trasplantar experiencias, pero estaré satisfecho si alguna de estas reflexiones puede ser de ayuda.

Cómo considera que deben adaptarse las normas de calidad a las diferentes realidades de los servicios de laboratorios en cuanto a su infraestructura y complejidad?
La normativa de la Calidad nació en un entorno de producción industrial en el ámbito de la automoción. Su éxito hizo que se adoptara en otros sectores económicos, como el de los servicios. Para ajustarse a escenarios cada vez más genéricos, se produce un fenómeno que irrita a los que se inician en este campo, la ambigüedad deliberada que exige una “traducción” no solo lexicográfica sino conceptual. Posiblemente, el acierto de la norma ISO 15189, que fue diseñada esencialmente por profesionales del Laboratorio Clínico, sea una excepción. La buena noticia es que la lectura o interpretación que pueda hacerse de las norma es suficientemente flexible para adaptarse cómodamente a diferentes niveles de complejidad.

Por lo que se refiere a normativas particulares, cabe recordar que algunas iniciativas en países pioneros fueron desplazadas por las normas Internacionales. Precisamente éste es su principal valor, que permite disponer de criterios globales de visualización y apreciación de la Calidad.

Conoce el Programa de Evaluación Externa de la calidad –PEEC– de la FBA?
En mi primera visita a la República Argentina recibí información de este proyecto y por lo que he visto a través de las redes ha experimentado una evolución espectacular. Aparte de su valor intrínseco, dice mucho de la voluntad de los dirigentes de la Organización de acompañar a los profesionales en su quehacer diario.

En esta área de acreditación del congreso habrá un espacio dedicado a los indicadores de la calidad. ¿Cómo califica a estos instrumentos en la gestión de la calidad?
Los indicadores de la Calidad, tanto de los procesos que constituyen el sistema de gestión como los que definen las características y desempeño de productos y servicios son consustanciales con la gestión de la Calidad. Junto a la revisión a cargo de la Dirección y la auditoría forman el trípode en que sustenta la evaluación del sistema y la planificación de mejoras en la Organización. Los profesionales del Laboratorio Clínico son quienes mejor pueden entender su función, características, potenciales y limitaciones ya que conceptualmente se comportan como “biomarcadores” del sistema. Todas las propiedades que caracterizan a una prueba de laboratorio: sensibilidad, precisión, economía, accesibilidad, facilidad de interpretación, flexibilidad etc. deben caracterizar a un buen indicador. Idealmente, todos los procesos, productos o servicios incluidos en el sistema de gestión de la calidad deben disponer de esta señalización para evitar desviaciones y confirmar el desempeño ajustado a la normativa. Me parece oportuno mencionar dos actitudes adicionales: evitar la redundancia y tender a la integración. En el caso de los indicadores, las peculiaridades de cada Laboratorio deben orientar la adecuada selección. Presentaciones y debates como al que hace referencia son, indudablemente, de gran utilidad.

Fuente: CALILAB