Degeneración macular
La nueva terapia de Novartis supera a sus antecesores

(Basilea).- Novartis ha anunciado que un nuevo análisis demuestra que el fluido retiniano se detecta menos frecuentemente en los pacientes tratados con brolucizumab (RTH258) 6 mg frente a aflibercept a lo largo de cuatro visitas entre las semanas 36-48.

El fluido retiniano es un marcador clave de la actividad de la enfermedad en degeneración macular asociada a la edad neovascular (DMAEn). Los datos, obtenidos de los objetivos secundarios pre-especificados de los ensayos de Fase III HAWK y HARRIER, se han presentado en EURETINA 2018 como seguimiento de los resultados ya presentados en noviembre de 2017.

Los datos demuestran que brolucizumab 6 mg tenía una resolución superior del fluido frente a aflibercept en cuatro visitas entre las semanas 36-48. El análisis de las semanas citadas aporta información sobre el efecto del tratamiento en la fase de mantenimiento, un aspecto clínico importante para una enfermedad crónica como la DMAE neovascular. Además, el análisis explica las diferencias en los intervalos de dosis entre ambos medicamentos. Debido al diseño único de los ensayos, a los pacientes se les administraban dosis de brolucizumab a distintos intervalos, como cada 12 semanas con algunas ajustadas a 8 semanas según la actividad de la enfermedad. Los pacientes con aflibercept recibieron dosis cada 8 semanas.

En los análisis secundarios pre-especificados para las semanas 36-48, los pacientes tratados con brolucizumab 6 mg en los ensayos tuvieron significativamente menos visitas en las que se observara fluido intrarretiniano. En HAWK, el 47,5% de los pacientes tratados con brolucizumab cada 12 semanas o ajustados a 8 semanas no tuvieron visitas en las que se detectara fluido, frente al 42,5% de los pacientes con aflibercept (P=0,0012, que refleja la distribución en todas las visitas durante las semanas 36-48)1.

En HARRIER, el 53% de los pacientes tratados con brolucizumab 6 mg no tuvieron visitas en las que se detectara fluido, comparado con el 45,5% de los pacientes con aflibercept (P=0,0001, que refleja la distribución en todas las visitas en las semanas 36-48)1. Además, más de la mitad de los pacientes con brolucizumab se mantuvieron en pauta cada 12 semanas hasta la semana 48.

"El fluido retiniano es un marcador importante de la actividad de la enfermedad y de la necesidad de tratamiento. Estos nuevos datos ofrecen a la comunidad médica aún más información sobre la solidez de los hallazgos anatómicos de 48 semanas y respaldan el impacto global que brolucizumab tiene en mediciones clave del fluido retiniano, como el FIR/FSR, el fluido del epitelio pigmentario subretiniano y el grosor del subcampo central, ha apuntado Dirk Sauer, director de la Unidad de Desarrollo de Novartis Oftalmología.

Además, ha añadido que estos resultados se percibieron incluso cuando más de la mitad de los pacientes de brolucizumab 6 mg recibían el tratamiento cada 12 semanas en la semana 48, reforzando así nuestra confianza en la mayor resolución del fluidos de brolucizumab y respaldando nuestro objetivo de reimaginar el tratamiento para las personas con DMAE neovascular.

Fuente: Redacci+on Médica