Salud
Aspirina e ibuprofeno pueden frenar los síntomas de la depresión

(Madrid).- Son medicamentos que se pueden encontrar en cualquier botiquín. Nos ayudan a sobrellevar la fiebre y minimizan el dolor. Ahora, una revisión de estudios, publicada en «Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry», ha concluido que antiinflamatorios, como las populares aspirina e ibuprofeno, también ayudan a frenar de manera segura y efectiva los síntomas de la depresión mayor. Y los efectos son aún más fuertes cuando estos fármacos se agregan al tratamiento antidepresivo estándar, según muestran los resultados.

Alrededor de un tercio de las personas que tienen diagnosticada una depresión no responden bien a los tratamientos actuales y las terapias de conversación, y los efectos secundarios de los medicamentos son relativamente comunes.

Estudios recientes sugieren que la inflamación contribuye al desarrollo de depresión mayor, pero hasta ahora los resultados de los ensayos clínicos que utilizan varios agentes antiinflamatorios para tratar la afección no han sido concluyentes.

Los investigadores se propusieron revisar la evidencia disponible y agrupar los datos para ver si los fármacos antiinflamatorios funcionan mejor que el placebo solo o cuando se usa como terapia complementaria al tratamiento antidepresivo estándar.

Entre los agentes antiinflamatorios se incluyeron: antiinflamatorios no esteroideos (AINE); ácidos grasos omega 3; medicamentos que frenan la producción de productos químicos inflamatorios (inhibidores de citoquinas); estatinas esteroides antibióticos (minociclinas); un medicamento utilizado para tratar trastornos del sueño (modafinilo); y N-acetil cisteína, conocida como NAC, y se usa para aflojar el exceso de flema de la fibrosis quística y la EPOC y también se toma como un suplemento antioxidante.

Los investigadores rastrearon bases de datos de investigación para encontrar estudios adecuados publicados hasta enero de 2019. Encontraron 30 ensayos controlados aleatorios relevantes, con 1.610 personas, que reportaron cambios en las escalas de depresión. Se agruparon los datos de 26 de estos estudios. El análisis sugirió que los agentes antiinflamatorios eran mejores que el placebo y aumentaron los efectos del tratamiento antidepresivo estándar.

Estos agentes fueron un 52% más efectivos para reducir la gravedad de los síntomas, en general, y un 79% más efectivos para eliminar los síntomas que el placebo.

Los antiinflamatorios más efectivos
Un análisis más detallado indicó que los AINE, los ácidos grasos omega 3, las estatinas y las minociclinas fueron los más efectivos para reducir los síntomas depresivos mayores en comparación con el placebo. Y los efectos fueron aún mayores cuando se agregó uno u otro de estos agentes al tratamiento antidepresivo habitual.

No se observaron efectos secundarios importantes a corto y medio plazo, aunque hubo algunos síntomas intestinales entre quienes tomaron estatinas y NAC. Los ensayos duraron solo de 4 a 12 semanas, por lo que no fue posible rastrear los efectos secundarios a largo plazo.

Los investigadores también señalan que no todos los estudios rastrearon los cambios en las puntuaciones de depresión durante todo el período de análisis. Las escalas de depresión utilizadas en los estudios fueron diferentes, y las que involucraban estatinas y minociclinas incluyeron solo un pequeño número de pacientes.

«Los resultados de esta revisión sistemática sugieren que los agentes antiinflamatorios juegan un papel antidepresivo en pacientes con trastorno depresivo mayor y son razonablemente seguros», aseguran los autores del metaanálisis. Aunque también advierten que, debido al curso crónico de la depresión mayor, la calidad de vida y los efectos adversos deben investigarse más a fondo en ensayos clínicos aleatorios de alta calidad con seguimiento a largo plazo.

Fuente: ABC