Viruela del Mono
La Comisión Europea intervendrá si hay escasez de fármacos


(Bruselas).- La Comisión Europea ha abierto la puerta a intervenir sobre la cadena de suministros sanitarios si se producen una “emergencia de salud pública” por la falta de ‘stock’ necesario para abastecer a los países miembro con dosis de la vacuna para hacer frente a la viruela del mono. La respuesta se produce después de que el laboratorio danés Bavarian Nordic haya comunicado que no ha producido en el último año unidades nuevas de Imvanex, por lo que ha tirado de sus reservas para abastecer a los territorios afectados por la enfermedad.

Ante esta situación, fuentes de Bruselas han apuntado a Redacción Médica que tienen capacidad de actuación ante un potencial desabastecimiento de cualquier “contramedida médica”. “La Comisión Europea, dentro de su competencia, utilizará todos los mecanismos disponibles para restaurar la seguridad de la cadena de suministro”, han subrayado. 

El organismo comunitario ya ha formalizado la compra centralizada de 160.000 dosis de la vacuna contra la viruela del mono a través de la Autoridad Europea de Emergencias Sanitarias (HERA) que se han comenzado ya a repartir entre algunos de los países más golpeados por la enfermedad viral zoonótica como España, Alemania, Portugal, Bélgica, Italia, Suecia, Irlanda, Austria y Chequia.

Paralelamente, la institución está trabajando en una licitación para “adquirir conjuntamente la vacuna contra la viruela del mono”, mientras que ha lanzado un proceso para comprar Tecovirimat, un fármaco antiviral desarrollado en Estados Unidos en 2018 que también ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la enfermedad. Y que ya han adquirido por su cuenta el propio Gobierno de España. 

“La Comisión Europea, en estrecha cooperación con los Estados miembros, sigue de cerca la situación, en particular la evolución del brote y las condiciones del mercado, y está preparada para ayudar a los Estados miembros de la manera más eficaz y eficiente”, han puntualizado desde Bruselas.

La viruela del mono rompe la demanda

La advertencia comunitaria llega en un momento marcado por el crecimiento de los casos positivos de la enfermedad en el viejo continente que ha llevado a la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) a decretar ya la expansión de los contagios como una “emergencia de salud pública internacional”. Algo que se produce en un contexto en el que la producción de las vacunas era reducida por la falta de casos.

Fuentes de Imvanex ya explicaron a este periódico que han utilizado el ‘stock’ existente para solventar toda la demanda ya que en el último año su fábrica ha permanecido cerrada mientras realizaban ampliaciones para producir otras vacunas. “Durante este periodo, no hemos producido ninguna dosis de Imvanex, antes solo las fabricábamos bajo una demanda muy específica", han explicado desde el laboratorio que ya prepara un aumento de su capacidad de producción.

La última actualización de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave) identificó casi 4.300 contagios de la viruela del mono notificados en España, mientras que este fin de semana se registraron los dos primeros fallecimientos, correspondientes a dos personas jóvenes. Por el momento, el protocolo del Ministerio de Sanidad para las vacunaciones se circunscribe a contactos estrechos de los afectados, así como personal sanitario o de laboratorio que no llevara puesto un Equipo de Protección Individual (EPI). España tiene previsto recibir un total de 11.000 dosis como parte de la compra centralizada europea, de las cuales 5.300 ya están a disposición de las comunidades en un sistema bajo demanda. 

Fuente: Redacción Médica 

statistical tracker