III Jornada “Hacia un Sistema de Salud más Eficiente y Equitativo
FABA participó en una jornada de Unión Salud

(Buenos Aires).- Durante la 3º Jornada interdisicplinaria que bajo el lema “Hacia un sistema de salud eficiente y equitativo” tuvo lugar el martes 11 de julio en el Salón Auditorio del edificio anexo de la Cámara de Diputados organizada por Unión Salud, el Dr. Gabriel Di Bastiano, vicepresidente de FABA, participó de la mesa redonda “Sistema solidario de salud”

La III Jornada “Hacia un Sistema de Salud más Eficiente y Equitativo” organizada por Unión Salud y el Área Educativa y Cultural de la AGREMIACIÓN MÉDICA PLATENSE, transcurrió a lo largo de casi 10 horas con una afluencia permanente de autoridades del sector público y privado, directivos, médicos y ciudadanos en general que participaron activamente de una jornada que apuntó al intercambio y aporte para mejorar la salud pública y sus recursos humanos.
La primera mesa redonda de la jornada titulada “Sistema solidario de salud” comenzó a las 9 horas y estuvo integrada por los Dres. Nils Picca, director general de prestaciones del IOMA, Martin Salazar por FECLIBA, Gabriel Di Bastiano, vicepresidente de FABA y Dardo Pereyra, presidente de la SOLP, quien actuó como moderador.
Durante la apertura de esta mesa redonda el Dr. Pereyra destacó que “ IOMA es para mí el último bastión del sistema solidario de salud y eso los prestadores los sabemos muy bien.”

La primera disertación estuvo a cargo del vicepresidente de FABA, Dr. Di Bastiano, quien se refirió a la manera en que la institución bioquímica procura aportar a un sistema solidario de salud.
Di Bastiano explicó cómo desde la red de laboratorios de FABA “estamos contribuyendo hace uno cuantos años hacia un sistema de salud eficiente y equitativo, fundamentalmente trabajando con IOMA a través de tres pilares fundamentales que son: libre elección, calidad y accesibilidad”.
Describió la extensión y el alcance de la red de FABA integrada por 1500 laboratorios y 1800 bioquímicos distribuidos en todas las regiones de la provincia de Buenos Aires, así como su organización a través de sus diez distritos. “No hay localidad bonaerense en la que no haya un laboratorio perteneciente a la red de FABA”, dijo y–agregó– y eso garantiza la accesibilidad del servicio brindado. Al dar a conocer la magnitud del servicio señaló: “Son casi 6 millones los beneficiarios que anualmente se atienden en los laboratorios de la red de FABA con una performance de 33 millones de determinaciones por año”.

El vicepresidente de FABA ponderó el sistema de autorizaciones on line con el que cuenta la institución bioquímica para IOMA y las obras sociales que han accedido a este sistema. “ Los 1500 laboratorios federado cuentan con este sistema que permite ingresar y autorizar las órdenes médicas de prescripción de análisis sin que el paciente tenga que hacer ningún trámite extra antes de concurrir al laboratorio. En cualquier lugar de la provincia se puede acceder a este sistema a través de internet”, dijo y –agregó– hoy día estamos trabajando en un sistema de gestión superador con gran conectividad en el cual en un futuro los médicos van a poder prescribir directamente en la página de FABA o mediante un link que nos conecte con las instituciones médicas para que el paciente al ir a un laboratorio ,a través de alguna identificación, pueda acceder a su prescripción de análisis que ya esté cargada y autorizada en el sistema de FABA. Además, está prevista una conectividad con el paciente y el médico para el envío de los resultados, asi como hacia los financiadores o pagadores del servicio, IOMA, PAMI, y cualquier obra social que lo solicite.

La calidad de la prestación bioquímica

Otro aspecto de la prestación bioquímica que preocupa a la institución como atributo de equidad es la calidad. Di Bastiano hizo referencia al Programa de Evaluación Externa de calidad (PEEC) que funciona desde 1987 y que desde 1992 está a cargo de la Fundación Bioquímica Argentina, mediante el cual los laboratorios mensualmente reciben muestras de control que deben procesar y enviar los resultados para ser evaluados. “De esta manera se controla que todos los laboratorios cumplan con ciertos criterios de calidad”, dijo y –añadió– los laboratorios para estar federados debe cumplir el requisito de estar inscriptos y cumplir al menos con cinco subprogramas del PEEC.

“Esta exigencia la impusimos nosotros desde FABA para mejorar la calidad de las prestaciones y colaborar con la eficiencia del sistema solidario”.
Además se refirió al Programa de Acreditación de Laboratorios (PAL) de la FBA. “La acreditación es voluntaria y no depende de la complejidad y magnitud del laboratorio. La calidad es un atributo que no depende del tamaño del laboratorio sino de una cultura y voluntad de trabajar bien”, puntualizó.
El acto inaugural de esta jornada, que se extendió hasta las 18 horas, estuvo encabezada por el titular de Unión Salud Dr. Eduardo Martiarena, el Sr. Carlos Alberto Fernández, vicepresidente 1º del Senado provincial, la Dra. Alejandra Lorden, presidente de la Comisión de Salud pública de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires y el Dr. Carlos D´Abate, presidente del IOMA.

Temas de debate

Reformular el nomenclador de prácticas médicas para evitar el exceso de trámites de excepción, generar mecanismos para mejorar las condiciones laborales del equipo sanitario y bregar porque la salud pública comience a tener peso en la agenda política fueron algunos de los temas que se debatieron hoy, en una jornada organizada por Unión Salud y la Agremiación Médica Platense en el anexo de la Cámara de Diputados.
El presidente de Unión Salud, Eduardo Martiarena, explicó la necesidad de modificar esta herramienta donde figuran las prácticas médicas que se facturan a la seguridad social y que data del año 1958, de modo que no contempla la mayoría de los estudios y tratamientos que hoy se prescriben. Aseguró que para “eso es vital darle un marco actual y legal en el ámbito de la provincia de Buenos Aires”. Coincidieron con esta posición el presidente de IOMA, Carlos D`Abate, la diputada y presidente de la comisión de Salud, Alejandra Lorden y el senador Carlos Alberto Fernández, quienes también estuvieron en la apertura del encuentro.
Martiarena agregó que “el nomenclador es una herramienta que garantiza equidad a los pacientes, a los médicos y al financiador de la salud”. En esa línea, agradeció al presidente de IOMA “porque entendió las necesidades y está favoreciendo el trabajo para que se pueda avanzar en este sentido”.
D’ Abate por su parte, lamentó las consecuencias del uso de un nomenclador desactualizado. Y explicó que supone que “el Directorio del Instituto tenga que tratar una innumerable cantidad de excepciones, por las que se pagan sumas que tal vez no son las que correspondan y generan una demora en la atención al afiliado”.
En el mismo sentido se expresaron Lorden y el senador Fernández, quienes se comprometieron a impulsar un marco legal que abarque a todas las obras sociales en el ámbito legislativo.

La salud del equipo de salud

Sobre una muestra de 550 médicos encuestados por la AMP, el 53,67 por ciento refierió presentar algún trastorno psicológico. De ese universo, un 49,6 por ciento presenta ansiedad, un 34,45 por ciento, insomnio y un 15,99 por ciento, depresión.
El dato fue presentado por el ex presidente de la Agremiación Médica Platense, Gonzalo Hernández, durante la mesa donde se abordaron las condiciones de trabajo del equipo sanitario, en el marco de la jornada a cargo de Unión Salud y la AMP. Al respecto, el actual presidente de la Agremiación Médica Platense, Martín Pedersoli, dijo que esta situación “tiene relación directa con el pluriempleo al que nos vemos sometidos y el consiguiente exceso de horas de trabajo, sumado a los salarios magros, sobre todo al inicio de la carrera profesional, al asedio judicial y a las reiteradas situaciones violentas que atravesamos desde hace años sin soluciones concretas”.
Por su parte, Diego Fabiano, secretario general del Sindicato Médico AMRA seccional La Plata, agregó que “el médico es un trabajador y como tal debe tener una jornada laboral que no supere las 12 horas de trabajo”. Y calificó de “aberración” el sostenimiento de guardias de 24 horas en el sistema sanitario actual.
Del análisis también participó el presidente del Colegio Médicos, Jorge Mazzone y el médico Pablo Maciel, representante de Cicop, quienes hicieron hincapié en los magros salarios que hoy perciben los profesionales de la salud y en el poco interés que despierta el tema en la agenda política provincial aun en momentos de campaña.

 

Fragmentación y calidad

En el inicio de la jornada, el rector de la Universidad Isalud, Rubén Torres y el vicerrector de la Universidad Arturo Jauretche, Arnaldo Medina expusieron sobre la inequidades del sistema sanitario del país, y pusieron el acento en la fragmentación y en la diferencia en la calidad de los servicios al que acceden los ciudadanos según su condición socioeconómica, “lo que pone en evidencia que el acceso universal está claramente condicionado”
Finalmente, en la mesa titulada “En busca de un sistema más eficiente y equitativo”, profundizaron en la necesidad de modificar el nomenclador el presidente de la Agencia Nacional de Laboratorio Públicos, Adolfo Sánchez de León, el presidente de la Federación de Médicos Cirujanos de la Provincia, Carlos Canullán, la referente de la Sociedad de Neurocirugía Infantil, Luciana Brividoro y el prosecretario de la Agremiación Médica Platense, Juan Manuel Fernández Castillo.
Unión Salud, organizadora del evento, nuclea a 14 entidades vinculadas a la salud pública: las agremiaciones médicas de La Plata, Berisso y Ensenada, la Sociedad Odontológica La Plata, la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, la Caja de Médicos Distrito 1, ATSA La Plata, Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires, Sociedad Platense de Anestesiología, AMRA La Plata, Centro Médico Mar del Plata, Asociación Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires, CEMIBO y Frente Médico Regional.

Fuente: FABA