Informe de la consultora IQVIA
La expiración de patentes tendrá un impacto de 121,000 millones de dólares

(Madrid).- IQVIA cifra en una ganancia de 121.000 millones de dólares el impacto que tendrá en el mercado farmacéutico global la pérdida de exclusividad de patentes entre los años 2019 y 2023. La previsión para 2023 también señala que en el mercado farmacéutico, 18 de los 20 medicamentos de referencia más demandados en la actualidad, tendrán competencia con genéricos o biosimilares.

La consultora pronostica que en 2023, la competencia en el mercado de los biosimilares se multiplicará por tres y se espera que este fenómeno genere un ahorro de 160.000 millones de dólares en comparación al gasto estimado sin la entrada de estos medicamentos.

Desde IQVIA afirman que este impacto económico se producirá más temprano y será mayor en los mercados europeos, aunque las empresas que producen biosimilares tendrán más oportunidades económicas en Estados Unidos.

Impacto creciente

A pesar de que se espera que en 2019 se llegue al máximo del impacto generado por la pérdida de exclusividad de patentes, tal y como se ve reflejado en el primer gráfico, se estima que este fenómeno siga creciendo al menos hasta 2023.

La aprobación de siete medicamentos biosimilares durante el año 2018 en Estados Unidos es una de las causas que ha motivado un crecimiento tan amplio para 2019 en el mercado global. Por productos, cabe tener en cuenta que, en este desarrollo, IQVIA estima que el impacto de la pérdida de exclusividad sea mayor en cuanto al desarrollo de moléculas pequeñas que en el departamento de biológicos.

Al hablar de biosimilares, la tendencia geográfica cambia. El mayor crecimiento e integración de estos fármacos se producirá fuera del mercado estadounidense, tanto mediante la introducción de nuevos productos que fomenten la competitividad en la industria, como logrando una mayor penetración de los biosimilares que se están comercializando actualmente

El ritmo de integración de los biosimilares en Europa aumentará también a un ritmo mayor que en EE.UU. Está previsto que el punto de inflexión en el mercado estadounidense se dé en 2023 con la introducción de biosimilares de Humira (adalimumab), momento a partir del cual el país podría apostar más por este tipo de medicamentos.

Biosimilares y ahorro

IQVIA señala que, con el fin de fomentar el ahorro de los sistemas sanitarios, los Gobiernos de los países deben incentivar a aquellas compañías que apuesten por los biosimilares, además de promover su uso entre los profesionales y pacientes.

Desde la consultora realizan esta afirmación al estimar que si se hubiera impulsado con anterioridad el mercado de biosimilares, el ahorro potencial que se habría obtenido en Estados Unidos sería muy significativo y no residual como es en la actualidad; para maximizarlo, sería necesario que el Ejecutivo fomentase la competitividad entre biosimilares del mismo producto, además de impulsar la creación de nuevas moléculas.

En 2023 se espera que el mercado de biológicos que cuenten con competencia de biosimilares triplique su tamaño, lo que contribuirá a que se produzca una reducción del gasto sanitario en alrededor de 160.000 millones de euros.

Fuente: El Global