Javier Sola Vera
Pacientes y médicos hemos de exigir una colonoscopia de calidad

(Madrid).- La colonoscopia es una técnica cada vez mas demandada, dado que su indicación es el diagnóstico de lesiones de colon, dentro de las cuales se incluye el cáncer de colon, uno de los cánceres más frecuentes tanto en hombres como en mujeres.

Javier Sola-Vera, responsable de la Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital General Universitario, fue el coordinador de un curso de formación impartido recientemente en este centro. Un hospital en el que se realizan cada año cerca de 3.000 colonoscopias de alta calidad y que se ha convertido en un centro de referencia para distintas técnicas de endoscopia.

Es necesario mejorar la formación de los profesionales?
Hoy en día, los avances en las ciencias médicas son continuos de modo que cada día surgen novedades. Los profesionales de la medicina siempre tienen que estar dispuestos a mejorar su práctica clínica, lo que es fundamental para ofrecer a los pacientes lo mejor. Por eso se necesitan estos cursos de formación, no solo en colonoscopia, sino en todas las áreas. Si no hacemos cursos de formación al final nos quedaríamos atrasados en apenas unos años. En el XIV curso de formación en colonoscopia avanzada se revisaron distintos aspectos de la colonoscopia, desde cómo mejorar la realización de la misma hasta técnicas avanzadas, como extirpación de pólipos difíciles, seguimiento y tratamiento de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, etc.

Quiere decir que no se hace bien?
No exactamente. Todos tenemos la idea de que, al ser una cámara de vídeo con visión directa del colon, la colonoscopia es infalible y no puede pasarse ninguna lesión sin ver. Pero esto no es así. En medicina nada es 100 por cien infalible. No es una ciencia exacta. Siempre nos movemos en porcentajes mayores o menores. Pero podemos decir que la colonoscopia es, en la actualidad, la técnica más fiable para el diagnóstico de lesiones de colon.

Entonces, ¿durante una colonoscopia pueden pasar desapercibidas lesiones de colon como pequeños pólipos o incluso cáncer de pequeño tamaño?
Para responder a esta pregunta hay que explicar cómo se realiza una colonoscopia. La técnica de la colonoscopia consiste en introducir un colonoscopio flexible con una cámara de vídeo a través del ano para examinar todo el intestino grueso o colon, lo que no siempre es fácil, si tenemos en cuenta que el colon mide unos 150 cm de longitud de media y tiene numerosos pliegues y curvas. Ello hace que puedan quedar zonas “ciegas” que no siempre es fácil ver. Pero además hay que tener en cuenta que el colon está lleno de heces. Antes de la colonoscopia se realiza una limpieza intestinal pero si quedan restos fecales pueden dificultar la detección de lesiones.

Y qué pueden hacer los endoscopistas para que no se escape ninguna lesión del colon?
Pues quizás lo más importante es que el endoscopista tenga en mente que el paradigma de la colonoscopia ha cambiado en los últimos años, de modo que hoy en día tenemos que hacer colonoscopias de alta calidad. Este es un concepto nuevo introducido en los últimos años y surgió porque se vio que la colonoscopia reducía la incidencia de cáncer de colon, pero no todo lo esperable. Entonces se analizó lo que se estaba haciendo y los motivos por los que la colonoscopia no protegía del todo del cáncer colorrectal. A raíz de ahí surgió la idea de la “colonoscopia de calidad”. Hoy en día, ni médicos ni pacientes nos podemos conformar con realizar una colonoscopia sino que tenemos que exigir y exigirnos que la colonoscopia sea de calidad.

En qué consiste?
Para que una colonoscopia sea de calidad tienen que cumplirse una serie de parámetros. Por ejemplo, los endoscopios deben ser de alta definición, el endoscopista tiene que tener experiencia y revisar exhaustivamente todo el colon, llegando al final del mismo (una parte que se llama “el ciego”) y revisando todos los pliegues y recovecos del colon, tomándose su tiempo para realizar el procedimiento. Uno de los aspectos fundamentales es la sedación. Hace unos años las colonoscopias se realizaban sin sedación, provocando dolor intenso, por lo que no siempre se podía llegar al final del colon. Una buena sedación es importante y es una parte fundamental de una colonoscopia de calidad.

Qué pueden hacer los pacientes?
Es fundamental que el colon esté bien limpio, facilita mucho la detección de lesiones. Hace unos años, los preparados tenían mal sabor y provocaban vómitos y dolor abdominal. Han mejorado mucho y eso hace más fácil que el paciente se los tome correctamente. Es muy importante también hacer la dieta sin fibra que se recomienda los días previos a la prueba.

Fuente: Gaceta Médica